Perspectivas y grandes preocupaciones de las gestoras de fondos


Los gestores de fondos se muestran más optimistas acerca de las perspectivas de rentabilidad de la renta variable en la mayoría de los mercados, mientras siguen estando preocupados por el crecimiento mundial y los bonos del gobierno a medio plazo. Así lo pone de manifiesto la encuesta mundial de gestores de inversión llevada a cabo por Towers Watson, estudio en el que se destacan las cuestiones más importantes a las que esperan hacer frente a lo largo del año. El intervencionismo de los gobiernos, la inflación, los desequilibrios económicos globales y la inestabilidad financiera son las principales, donde resaltan la preocupación sobre la intervención de los gobiernos en los próximos cinco años.

David Cienfuegos, director de Inversiones de Towers Watson en España, asegura que “no es de extrañar que los directivos hayan expresado su inquietud ante el intervencionismo gubernamental en mercados desarrollados, incluyendo medidas monetarias, fiscales, legislativas y regulatorias. Preocupa el impacto que tales desarrollos, como la reducción del programa de QE (quantitative easing), los recortes en presupuestos nacionales y la regla Volker, puedan tener en los mercados globales. Los efectos secundarios de estos cambios, especialmente de las reducciones de QE en algunas frágiles economías emergentes y de la regla de Volker en determinados mercados no organizados como los mercados de bonos corporativos, han sido significativos”, explica el experto.

La encuesta global incluye las respuestas de 128 gestores de carteras, la mayoría de ellos con patrimonios por encima de los 5.000 millones de dólares y más de 1.000 millones de dólares de activos retail. En ella se recoge que casi la mitad (44%) de los gestores creen que las estrategias de inversión de sus clientes institucionales se volverán más agresivas el próximo año, un incremento desde el 33% del año anterior. Durante los próximos cinco años, la mayoría de los gestores esperan que las principales economías del mundo presenten un crecimiento leve, exceptuando a la zona euro, donde se espera que el desempleo se mantenga en dobles dígitos bajos en el corto plazo y en un 9,5%, aun relativamente alto, en el medio plazo.

Según Matt Stroud, director de estrategia de inversión para las Américas en Towers Watson, "durante el último trimestre de 2013, cuando se llevó a cabo esta encuesta, el buen funcionamiento de la renta variable de los mercados desarrollados condujo a un aumento en la  confianza de los consumidores. Hacia finales del año, hubo un crecimiento revitalizado en Estados Unidos y China, así como una aceleración del crecimiento en el Reino Unido y Japón. Mientras que estas señales positivas probablemente hayan influido en las perspectivas de los gestores para el 2014, la recuperación de la económica mundial parece ser una idea más verosímil, siendo aún algo frágil”.

Cambios con respecto al año anterior

En contraste con el año pasado, este año los gestores esperan mejores rendimientos en renta variable para la mayoría de los mercados, exceptuando en Estados Unidos y China. Se espera que los mercados de renta variable en 2014 proporcionen rendimientos del 6,9% en Estados Unidos (en comparación con el 7% en 2013); 7% en el Reino Unido (6%); 8,1% en la zona euro (7%); 6,4% en Australia (6%), el 7,3% en Japón (6%) y 8,4% en China (frente al 10% del año anterior).

La mayoría de los gestores de la encuesta tienen perspectivas alcistas para los próximos cinco años en renta variable emergente (76% frente al 83% en 2013), acciones públicas (78% vs 78%) y private equity (59% vs 53%). Además, la mayoría permanece pesimista en renta fija soberana nominal (81% vs 80% en 2013), bonos de alta calidad crediticia (58% vs 47%), bonos de alta rentabilidad (42% vs 39%) y bonos soberanos indexados a la inflación (42% vs 47%).

"Una sorpresa interesante para nosotros es el aumento de los que creen que las estrategias de inversión de sus clientes institucionales se volverán más agresivas el próximo año (44% frente a 34% el año pasado). Nos es llamativo ya que nuestro ‘rate’ de renta variable pasó de ‘moderadamente atractiva’ hace un año a ‘neutral’ a partir de enero 2014 reflejando un cambio en nuestras proyecciones respecto al año anterior. Asimismo, cabe destacar la fuga de capitales que estamos viendo en algunos mercados como Turquía y Sudáfrica, en respuesta al cambio de expectativas del comportamiento de la Fed. Por ello, el riesgo esperado en posiciones activas en largo, llama a una alta selectividad," opina Cienfuegos.

Visión macroeconómica de los gestores

Un cambio significativo frente a otros años es que las expectativas de crecimiento del PIB real para 2014 está mostrando una tendencia a la alza, que va desde poco más del 1% en la zona euro (0% en 2013) al 7% en China (7,5%), seguido del 2,4% en Australia (2,5%), el 2,4% en los EE.UU. (2%), el 2,2% en el Reino Unido (1%) y el 1,6% en Japón (0,9%). Exceptuando a China y Japón, las previsiones de crecimiento del PIB a medio plazo son ligeramente superiores a las de este próximo año. Se espera que en los próximos años el crecimiento de China disminuya, mientras que el de Japón y la zona euro continúen rezagados en años venideros. Por otro lado que aumente la competitividad económica de los Estados Unidos, aunque la mayoría de los encuestados consideran que es probable que tenga una situación fiscal débil pero manejable con un crecimiento leve.

Los gestores esperan que el desempleo se mantenga un reto difícil para algunas economías occidentales, especialmente los países de la eurozona inmersos en medidas de austeridad fiscal. Además, de que se mantengan las políticas monetarias expansivas en el año 2014 y los tipos de interés excepcionalmente bajos en algunas de las economías occidentales pero que se reduzcan de forma gradual. La inflación se ve como un riesgo moderado a corto plazo y algunos gestores exhiben grandes preocupaciones por el riesgo de inflación a largo plazo tanto en los EE.UU. como en Europa.

En cuanto al rendimiento de los bonos soberanos a diez años, los gestores predicen una estabilización en niveles históricamente bajos, lo que refleja una mezcla entre un fortalecimiento económico en los mercados claves y un mantenimiento de las compras de activos por parte de los bancos centrales (QE). Reflejando los rendimientos obtenidos al cierre de ejercicio de 2013, muchos gestores prevén para 2014 aumentos en los bonos soberanos a diez años, pasando en EE.UU. del 2,0% al 3,0%, en el Reino Unido del 2% al 3,1%, la zona euro (2% a 2,4%), Australia (3,3% a 4,1%) y China (3,8% a 4,6%). Además, los gestores pronostican una pequeña caída en la rentabilidad de los bonos de Japón (1% a 0,9%).

Matt Stroud sostiene que las gestoras defienden expectativas bajistas para los bonos soberanos de los mercados desarrollados y los bonos de alta calidad crediticia, incluso expectativas de que las tasas de interés no se van a mover mucho en el próximo año. “Los inversores encuentran estas clases de activos menos atractivos debido a los niveles de rentabilidad actuales y a las políticas de los bancos centrales. Además, los encuestados son pesimistas sobre la evolución de los bonos de alto rendimiento, más incluso que en el mercado monetario, reflejando el deterioro en la valoración y en la salud financiera de los emisores durante 2013”.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído