Perspectivas para el próximo trimestre: ¿qué preocupa más a las gestoras españolas?


Tras un segundo trimestre con el coronavirus como protagonista, llegó la recuperación de los mercados y la tranquilidad de los meses de verano. Aunque las gestoras españolas siguen con la mirada puesta en la evolución del COVID-19, señalan qué otros riesgos atisban en el horizonte para los próximos meses.


Álvaro Martín Sauto, director de Fondos de fondos, Renta Fija y Garantizados de Bankia AM

FOTO_OFICIAL_ALVARO_MARTIN_SAUTOObviamente, la evolución de la pandemia va a ser uno de los aspectos a seguir con mayor detalle, pero las otras dos cosas que nos preocupan son los niveles de valoración de algunos activos, como por ejemplo las tecnológicas americanas, que aun así no aflojan lo más mínimo y, por otro lado, las elecciones americanas, que podrán introducir ruido en este otoño que se acerca. Además, la tensión geopolítica entre China y EE.UU. y el Brexit serán temas que irán saliendo continuamente a la palestra con regularidad los próximos meses. El mensaje de los bancos centrales y su continuidad en el posicionamiento adoptado tras esta crisis también será importante, sobre todo si tenemos en cuenta que el tema de la inflación vuelve a estar en boca de todos y puede desencadenar turbulencias en los mercados dependiendo de cómo evolucione, aunque esto pueda ser un tema más de 2021.


Javier Turrado, Director Comercial de Bankinter Gestión de Activos

Javier_Turrado__Director_Comercial_de_Bankinter_Gestio_n_de_ActivosSeguimos dando un mensaje optimista a nuestros clientes. Vemos más razones para que continúe una paulatina recuperación de los mercados que no un fuerte empeoramiento. Es claro que no será igual en todos los activos, mercados, países o sectores, pero aquí es donde es clave tener un buen proceso de construcción de carteras. El cambio, la Reserva Federal con su objetivo de inflación flexible podría ser un fuerte catalizador para los mercados, potenciando no sólo el soporte dado por los bancos centrales, sino también aumentando la confianza y consecuentemente traduciéndose en una mejora de los datos de actividad. La evolución de la pandemia y las elecciones en EE.UU. estarían entre los aspectos más desequilibrantes a lo largo de los próximos meses. Son factores sobre los que vamos a estar constantemente recibiendo mensajes y que pueden tener un impacto importante en los mercados..


Jaime Martínez, responsable global de Asset Allocation de BBVA AM

jaime_martinez_bbvaEstamos en un contexto donde los mercados financieros se han recuperado con mucha fuerza desde los mínimos de marzo, al apoyarse en la intervención de los bancos centrales, en las medidas de estímulo fiscal y en la esperanza de una pronta vacuna para el COVID-19. En este punto, las valoraciones de algunos activos como la renta variable americana son exigentes y otros activos como el crédito siguen estando atractivos, aunque menos que hace seis meses. Bajo este escenario, la evolución de los mercados financieros en los próximos meses vendrá marcada en buena medida por el grado de recuperación de la actividad económica a nivel global.

En cuanto a los riesgos, obviamente en esta ecuación no podemos dejar fuera la evolución del COVID-19, en tanto en cuanto tiene un efecto directo sobre la confianza empresarial y el consumidor, y por tanto, en el empleo. Desde un punto de vista fiscal, también será relevante la voluntad política de llegar a acuerdos para mantener estos incentivos mientras se normaliza la actividad económica, sobre todo en sectores muy castigados por la pandemia. Pero tampoco debemos olvidar las elecciones americanas y los efectos que podrían tener sobre política fiscal y regulación de determinados sectores.

Otro punto a seguir con interés será la evolución de la relación entre Estados Unidos y China, sobre todo una vez pasen las elecciones americanas. Por último, centrándonos en Europa, las negociaciones sobre el Brexit podrán afectar a los activos europeos en el último trimestre.


Emilio Ortiz, director de inversiones de Mutuactivos

Emilio Ortiz Mutuactivos

El COVID-19 seguirá marcando sin duda el ritmo de recuperación o ralentización económica. Los mercados parecen descontar que lo peor de esta pandemia ya ha quedado atrás y que la economía global retomará la senda de crecimiento ayudada por el fuerte estímulo monetario y fiscal de bancos centrales y gobiernos.

Entre las principales incertidumbres para los próximos meses, además de la evolución de los contagios, cabe destacar las elecciones de Estados Unidos de noviembre. Va a ser una de las elecciones más reñidas de la historia y no podemos descartar que los resultados finales se retrasen, como ya pasó en el año 2000 (Bush-Gore).

Otro factor clave en Estados Unidos es que el prometido nuevo paquete fiscal no acaba de llegar. Se esperaba para mediados de julio, pero el Congreso aún no lo ha sacado adelante. Existe preocupación por el efecto que la demora pueda tener en la economía ya que 28 millones de americanos que recibieron algún tipo de prestación compensatoria hasta julio, han visto sus ingresos menguar, de media, un 60% en agosto..


Javier Galán, responsable de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

Javier_GalanEl riesgo más importante es un cierre masivo de las sociedades como en marzo y abril. Lo siguiente que más nos preocupa es cómo van a salir los bancos centrales de la abundante liquidez que han generado y cuáles van a ser las repercusiones fiscales  y económicas de unos estados que saldrán de la crisis muy sobre-endeudados. Las elecciones en EE.UU. generarán volatilidad, pero el resultado no lo vemos como un riesgo estructural para las economías y los mercados en el medio plazo.


Jacobo Ortega Vich, director de Inversiones de Santander AM para Europa

Jacobo_Ortega_Vich Santander AMSeguimos preocupados por cómo puede evolucionar la economía a nivel mundial una vez vayan atemperándose las medidas excepcionales adoptadas, ya que creemos que supondrán un lastre a medio y largo plazo debido al crecimiento de los déficits soberanos. También estamos muy pendientes de posibles endurecimientos de la retórica comercial entre Estados Unidos y China y de cómo afectarán las elecciones americanas a los mercados, especialmente al liderazgo del sector tecnológico. Por último, creemos que es importante tener en el radar la evolución de los indicadores adelantados de inflación ya que pueden provocar movimientos radicales en el posicionamiento actual de los inversores.


Alfonso de Gregorio, gestor de renta variable en Trea AM

Alfonso de Gregorio, GesconsultEn el caso de España, observamos que nos estamos quedando atrás en la recuperación tanto a nivel macroeconómico como, no podría ser de otra manera, a nivel bursátil. Y esto se ve agravado por la composición del mercado español, con una alto peso del sector bancario, construcción/inmobiliario y prácticamente nula presencia del tecnológico. Entre los principales riesgos para los próximos meses, aparte del COVID-19, está la negociación de los presupuestos generales del Estado y el perfil que éstos van a tener, impacto en déficit y deuda sobre PIB (somos mucho más dependientes del BCE y de Europa que hace unos trimestres), la evolución de Latinoamérica por el alto impacto en las compañías cotizadas españolas.


Esther Revilla, directora de Inversiones de Unigest (Grupo Unicaja Banco)

Esther Revilla UnigestEntre los principales riesgos de cara a los próximos meses está el resultado de las elecciones generales de noviembre en Estados Unidos, también la posibilidad de que los datos económicos del cuarto trimestre no confirmen la recuperación económica iniciada en el tercer trimestre o se produzca de manera más lenta a lo esperado, y la guerra comercial y tecnológica de Estados Unidos y China.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído