Perspectivas de los ETF de bonos corporativos europeos para 2016


En un mercado europeo donde los fondos cotizados (ETF) registran un rápido crecimiento, los ETF de bonos corporativos han experimentado un auge significativo. Los activos gestionados procedentes de los ETF de crédito se han cuadruplicado entre principios de 2011 y principios de 2016, alcanzando los 44 mil millones de euros.

Los ETF sobre bonos han alcanzado una gran popularidad, elevándose a 310 mil millones de dólares los activos gestionados a finales de enero de 2016- en torno al 11% del valor de los casi 2,9 billones de dólares que supone el mercado global de ETF. En Europa, los ETF de bonos corporativos representan 44 mil millones de euros en activos gestionados, el 10% del mercado europeo de ETF. En 2015, las entradas de capital en este área registraron un récord de los 3 últimos años, con 13.400 millones. Las entradas de capital de bonos corporativos investment grade alcanzaron los 8.500 millones y las entradas en bonos high yield 4.900 millones de euros.

Los flujos en renta fija han estado muy influidos por el actual entorno económico y de tipos de interés. Las divergencias tanto en las políticas monetarias como en el crecimiento mundial han avivado el interés de los inversores por los activos europeos. La flexibilización de la política monetaria y la mejora de la percepción económica en Europa han alentado los flujos en bonos investment grade. Los índices de bonos corporativos han sido los principales beneficiarios de los fondos destinados al mercado de crédito gracias a las medidas de quantitative easing del BCE. Los índices high yield han recibido el impulso de la búsqueda de rendimiento por parte de los inversores debido al entorno de tipos de interés muy bajos o incluso negativos.

Visión general sobre la liquidez de los ETF de crédito

La liquidez intrabursátil de los ETF europeos de crédito se ha duplicado en 2015 y ha aumentado un 11% adicional desde principios de 2016. Sobre la base de las observaciones según las cuales sólo el 20% de las operaciones se realizan en mercados bursátiles, se ha realizado una estimación del volumen global en el mercado de crédito en euros incluyendo las operaciones OTC. Se estima que diariamente se negociaron una media de 600 millones de euros durante el año pasado. Esto representa el 2,3% de los activos gestionados totales en el mercado europeo de ETF sobre crédito. Es una cifra bastante significativa, ya que es similar a la cantidad negociada cada día en acciones en la Eurozona globalmente.

Las ventajas de los ETF en comparación a las inversiones tradicionales en bonos corporativos

Los ETF de bonos corporativos combinan la principal premisa de un ETF (negociabilidad según demanda) con una clase de activo subyacente que tradicionalmente ha tenido menos liquidez por diversos motivos: habitualmente los bonos corporativos se compran y se mantienen hasta su vencimiento antes que ser negociados; normalmente se negocian en el mercado bilateral, extrabursátil (OTC), que ofrecen niveles más bajos de transparencia previa y posterior que un mercado de valores centralizado; y la negociación de los bonos corporativos se concentra en gran medida entre un número relativamente reducido de emisiones.

En condiciones normales de mercado los ETF de bonos incrementan la liquidez de los activos subyacentes operando en los mercados bursátiles con bid-offer spreads más estrechos. Esto es así, puesto que los bonos corporativos pertenecientes a un ETF poseen de media más liquidez que los que no pertenecen a un ETF. Además, el impacto de los ETF sobre la liquidez de los bonos corporativos que presentan un mayor rendimiento (y menor calidad crediticia) es generalmente positivo.

Perspectivas para 2016 sobre los ETF de bonos corporativos denominados en euros

Se prevé un crecimiento del 15% de los flujos en ETF de bonos corporativos europeos. Gracias a la continuación del QE en Europa en 2016, y puesto que Mario Draghi ha prometido mantener una posición fuertemente acomodaticia, el entorno continuará siendo favorable tanto para los gobiernos como para los ETF de bonos corporativos. Los inversores que buscan rendimiento continuarán apoyando también el mercado de los bonos high yield. 

 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído