Tags: Negocio |

Perspectivas Cíclicas de PIMCO: ventanas de vulnerabilidad


TRIBUNA de Joachim Fels, asesor económico global de PIMCO. Comentario patrocinado por PIMCO.

Como comentamos en nuestras últimas Perspectivas Cíclicas, la economía mundial está a punto de adentrarse en un periodo o unas ventanas de vulnerabilidad de bajo crecimiento, que prevemos que dure hasta entrado el año 2020, y existe una elevada incertidumbre acerca de si se trata de una ventana de recuperación o de recesión.

¿Recesión o recuperación?

En nuestra previsión central, el periodo de vulnerabilidad y bajo crecimiento de los próximos trimestres dará paso a una moderada recuperación del crecimiento estadounidense y mundial a lo largo de 2020, gracias a unas políticas fiscales favorables y a una nueva ronda de expansión monetaria en los mercados desarrollados y emergentes.

No obstante, nuestra convicción en esta narrativa económica es menor de lo habitual, dado el entorno de elevada incertidumbre política y los riesgos de colas derechas e izquierdas gruesas. Constatamos dos catalizadores principales que podrían mejorar o empeorar los resultados económicos con respecto a nuestro escenario base.

Factores desestabilizadores

El primer gran factor desestabilizador para las perspectivas es la política comercial. Por un lado, una nueva intensificación de la guerra comercial podría provocar fácilmente que una economía mundial que se encuentre en proceso de ralentización entre en recesión. Por otro lado, un amplio acuerdo comercial entre Estados Unidos y China que elimine una parte significativa de las subidas arancelarias ya impuestas o previstas podría llevar a una reaceleración sincronizada del crecimiento mundial en 2020. Nuestro escenario base sugiere que, aunque resulta posible un limitado acuerdo comercial, las tensiones entre Estados Unidos y China probablemente permanezcan en estado latente —en lugar de desaparecer de manera permanente.

Las políticas monetarias y fiscales constituyen el otro gran factor desestabilizador que podría empujar la economía y los mercados hacia escenarios de cola izquierda o derecha. Nuestro escenario base sugiere que la Fed, tras los recortes de tipos acometidos en junio y septiembre, emprenderá nuevas medidas expansivas en los próximos trimestres, lo que provocará a su vez una desinversión de la curva de tipos del Tesoro estadounidenses y una reducción de los riesgos de recesión. No obstante, existe el riesgo de que la Fed adopte medidas insuficientes con respecto a las expectativas del mercado, lo que podría llevar a un considerable sell-off en los activos de riesgo y un endurecimiento de las condiciones financieras.

En cambio, el principal riesgo alcista para el crecimiento económico, además de un amplio acuerdo comercial, radica en el mayor sesgo expansivo de la política fiscal en las principales economías.

Implicaciones para la inversión

En este periodo de debilidad, consideramos prudente centrarnos en la preservación de capital, no asumir un excesivo riesgo macroeconómico descendente en las carteras, mostrar cautela con respecto al crédito corporativo y la renta variable, esperar a que haya una mayor claridad y sacar partido de las oportunidades conforme se vayan presentando.


AVISOS LEGALES
Todas las inversiones conllevan un riesgo y pueden perder valor. La inversión en los mercados de renta fija conlleva riesgos, entre los que se incluyen los riesgos de mercado, de tipos de interés, de emisor, de crédito, de inflación y de liquidez. El valor de la mayoría de los bonos y las estrategias de renta fija se ve afectado por las variaciones de los tipos de interés. Los bonos y las estrategias de renta fija de duración más elevada tienden a ser más sensibles y volátiles que los valores con duraciones más cortas; el precio de los bonos baja, por lo general, cuando los tipos de interés suben, y los entornos de tipos de interés bajos incrementan este riesgo. La menor capacidad de las contrapartes de los bonos para satisfacer sus compromisos podría contribuir a reducir la liquidez del mercado e incrementar la volatilidad de los precios. En el momento del reembolso, las inversiones en renta fija pueden tener un valor superior o inferior a su coste inicial. Los valores de deuda soberana suelen estar respaldados por el gobierno que los emite. Las obligaciones emitidas por agencias y organismos de la Administración de Estados Unidos cuentan con distintos grados de apoyo, pero en general no están respaldadas por el crédito y la solvencia plenos del Gobierno federal estadounidense. Las carteras que invierten en tales valores no están garantizadas y su valor podrá fluctuar.
Los bonos de titulización hipotecaria y los bonos de titulización de activos pueden ser sensibles a las variaciones de los tipos de interés y estar sujetos al riesgo de reembolso anticipado. Aunque en su mayoría están respaldados por algún tipo de aval público (gobiernos u organismos gubernamentales) o privado, no existe garantía de que los avalistas cumplan sus obligaciones. Los bonos ligados a la inflación (ILB) emitidos por un gobierno son valores de renta fija cuyo principal se reajusta de forma periódica en función de la tasa de inflación; los ILB pierden valor cuando los tipos de interés reales aumentan. Los valores del Tesoro protegidos contra la inflación (Treasury Inflation-Protected Securities, TIPS) son ILB emitidos por el Gobierno de Estados Unidos. La inversión en valores denominados en moneda extranjera y/o domiciliados en el extranjero puede comportar un mayor riesgo debido a las fluctuaciones del tipo de cambio, así como a los riesgos económicos y políticos, que podrían acentuarse en los mercados emergentes. Los tipos de cambio pueden fluctuar significativamente durante periodos breves de tiempo, lo que puede reducir la rentabilidad de una cartera. Las materias primas conllevan mayores riesgos de mercado, políticos, regulatorios y vinculados a condiciones naturales, por lo que podrían no ser apropiadas para todo tipo de inversores. El valor de las acciones puede descender debido a las condiciones, tanto reales como supuestas, del mercado general, la economía y los diferentes sectores. La inversión socialmente responsable es, por naturaleza, cualitativa y subjetiva, y no se garantiza que los principios o los criterios adoptados por PIMCO reflejarán las convicciones o los valores de ningún tipo de inversor en concreto.  La información relativa a las prácticas responsables procede de los datos comunicados de forma voluntaria o por terceros, que podrían no ser precisos o completos, y PIMCO depende de dicha información para evaluar el nivel de compromiso o aplicación de una empresa con respecto de las prácticas responsables.  Las normas socialmente responsables varían de una región a otra.  No se ofrece garantía alguna de que la estrategia y las técnicas de inversión socialmente responsable empleadas lograrán los objetivos propuestos.
No existe garantía de que estas estrategias de inversión funcionen bien en todo tipo de condiciones de mercado ni de que resulten adecuadas para todos los inversores, y cada inversor debe evaluar su capacidad para invertir a largo plazo, especialmente durante periodos bajistas del mercado. Se recomienda a los inversores que consulten a su profesional de inversión antes de tomar cualquier decisión de inversión.
PIMCO Deutschland GmbH (Compañía No. 192083, Seidlstr. 24-24a, 80335 Munich, Alemania), PIMCO Deutschland GmbH Sucursal italiana (Compañía No. 10005170963), PIMCO Deutschland GmbH Sucursal española (NIF W2765338E) y PIMCO Deutschland GmbH Sucursal sueca (SCRO Reg. No. 516410-9190) están autorizados y regulados por la Autoridad Federal de Supervisión Financiera de Alemania (BaFin) (Marie-Curie-Str. 24-28, 60439 Frankfurt am Main) en Alemania de acuerdo con la Sección 32 de la Ley de Banca Alemana (KWG) La sucursal italiana, la sucursal española y la sucursal sueca son supervisadas adicionalmente por el Commissione Nazionale per le Società e la Borsa (CONSOB) de conformidad con el artículo 27 de la Ley Financiera Consolidada de Italia, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de conformidad con obligaciones estipuladas en los artículos 168 y 203 a 224, así como las obligaciones contenidas en el Artículo V, Sección I de la Ley del Mercado de Valores (LSM) y en los artículos 111, 114 y 117 del Real Decreto 217/2008 y la Supervisión Financiera Sueca Autoridad (Finansinspektionen) de conformidad con las Secciones 12-14 del Capítulo 25 de la Ley de Mercados de Valores de Suecia, respectivamente. Los servicios prestados por PIMCO Deutschland GmbH están disponibles solo para clientes profesionales como se define en la Sección 67, párr. 2 Ley Alemana de Comercio de Valores (WpHG). No están disponibles para inversores individuales, que no deben confiar en esta comunicación.

Este material refleja las opiniones del gestor. Dichas opiniones están sujetas a cambios sin previo aviso. Este material se distribuye exclusivamente con fines informativos. Las previsiones, las estimaciones y determinados datos incluidos en el presente documento se basan en el análisis interno, y no deben considerarse como asesoramiento de inversión ni como una recomendación respecto de ningún valor, estrategia o producto de inversión. La información incluida en el presente documento se ha obtenido de fuentes que se estiman fidedignas, aunque ello no puede garantizarse. Se prohíbe expresamente la reproducción de la presente publicación, en todo o en parte, con independencia del formato utilizado, así como la referencia a ella en cualquier otra publicación, sin previo permiso por escrito. PIMCO es una marca comercial propiedad de Allianz Asset Management of America L.P. en Estados Unidos y el resto del mundo. ©2019, PIMCO

Profesionales
Empresas

Lo más leído