Performance attribution del Fidelity Iberia: puntos fuertes y débiles


Durante el pasado año, y gracias no solo a la recuperación interna, sino también a la aceleración del ciclo en todo el mundo, las bolsas de Portugal y España superaron al MSCI Europe. En 2017, el mercado español también está mostrando una importante fortaleza. Hasta el 31 de mayo, las ganancias acumuladas en el año por el índice MSCI Iberia Composite ascendieron hasta el 16,5%. Ante esta fortaleza bursátil y a pesar de la infraponderación en valores cíclicos y financieros, el Fidelity Iberia, fondo con la calificación Blockbuster Funds People, consiguió batir a su índice de referencia por más de 200 puntos básicos y registró unas rentabilidades absolutas de casi el 20% (antes de comisiones).

El sector sanitario y el industrial fueron los que generaron las mayores contribuciones a la rentabilidad en este periodo. En concreto, la multinacional sanitaria Grifols fue la que más contribuyó a las ganancias, ya que tranquilizó a los inversores con unos buenos resultados y sigue incrementando con fuerza sus beneficios. El valor se mantiene como una de las principales posiciones del fondo, ya que Fabio Riccelli, el gestor del producto, cree que el mercado continúa infravalorando las perspectivas de crecimiento y las barreras de entrada del negocio.

En el sector industrial, la mayor contribución fue la del gestor aeroportuario Aena, que está beneficiándose del boom del turismo y se caracteriza por un fuerte apalancamiento operativo. “Ha disfrutado de unas inversiones excepcionalmente bien ejecutadas durante los últimos años y sigue siendo una posición destacada en la cartera, ya que la valoración todavía es atractiva en un negocio con un crecimiento de los beneficios predecible, sostenible y con una fortísima generación de caja”, afirma Riccelli.

El principal lastre para la rentabilidad en el año ha sido la infraponderación en el sector financiero, donde el gestor apuesta por los bancos nacionales frente a los grupos bancarios más grandes con exposición a los mercados emergentes y el Reino Unido, como Santander y BBVA. Riccelli sigue sobreponderando las entidades como Sadabell y Caixabank, al entender que presentan menos riesgos que las más grandes. “No están expuestas a los volátiles mercados emergentes, son más fáciles de analizar y cotizan con descuento frente a sus homólogas más grandes”, subraya el gestor.

A nivel sectorial, Riccelli sigue orientando el fondo hacia los sectores de consumo y salud, donde está encontrando más oportunidades de inversión. Mantienen una sobreponderación considerable en industria (con Aena como mayor posición en el sector), consumo discrecional (Inditex), salud (Grifols) y tecnología de la información (Amadeus). Por el contrario, están infraponderados en el sector financiero, en el energético y en el de servicios públicos. En lo que a valores concretos se refiere, recientemente han reforzado la posición en Telepizza, la mayor cadena de pizzerías a domicilio y para llevar fuera de Estados Unidos. “La compañía tiene planes claros de expansión en Europa y los inversores han sido reacios a pagar mucho tras las sacudidas del año pasado”, concluye el gestor de Fidelity.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas