Perfil analítico actualizado de los inversores españoles frente al de los europeos


La tercera edición del BlackRock Investor Pulse Survey, una de las encuestas más exhaustivas a nivel mundial sobre ahorro, inversión y planificación de la jubilación, vuelve a poner de manifiesto cuál es el perfil del inversor español frente al de los europeos (de los 28.000 encuestados en más de 18 países diferentes 1.000 son españoles).

Lo primero que llama la atención es que los españoles se encuentran por tercer año consecutivo entre los más pesimistas a pesar de que el optimismo sobre su futuro financiero se coloca actualmente en el 44%, cinco puntos más respecto al 2015. No obstante, la confianza a la hora de tomar decisiones financieras ha descendido un 11%, lo que representa una clara tendencia tanto en Europa como a escala mundial.

Por otro lado, a pesar de que el ahorro y la seguridad de una jubilación cómoda son las dos prioridades más importantes para los españoles, estos son los menos preparados de Europa para su jubilación. Esta discrepancia se ve reflejada en que hay poca claridad en términos de cuál es la mejor forma de generar rentas para la jubilación, lo que una vez más pone de manifiesto la necesidad de mejorar la educación y la cultura financiera.

Los principales riesgos que identifican los inversores españoles cuando se les pregunta sobre su futuro financiero son el estado de la economía española (52% en 2017) y el alto coste de la vida (49%). La percepción del riesgo sobre la seguridad laboral ha sufrido un brusco descenso hasta el 40%, frente al 50% en 2015, en sintonía con la mejora de los datos económicos y de empleo. Las prioridades financieras de los españoles coinciden con las del resto de los europeos: ahorrar dinero (54%) seguido de garantizarse una jubilación cómoda (36%).

Asignación de activos

El efectivo sigue ocupando la primera posición en la asignación de activos de los españoles con un 65%, seguido por la inversión en activos inmobiliarios que aumenta hasta el 14% de los encuestados (frente al 10% en 2015), reflejando la recuperación del sector y el aumento de precios en dichos activos. Le siguen muy por detrás la inversión en renta variable (7%), fondos multiactivo (5%) y renta fija (5%). Además, un 47% de los encuestados tiene pensado incrementar su asignación a efectivo el año próximo, la mayoría para gastos del día a día y un cuarto con vistas a invertir o ahorros a largo plazo.

Replantearse la jubilación y el papel del asesor financiero

Los españoles se encuentran entre los europeos menos propensos a ahorrar para su jubilación, por lo que pocos de ellos saben si están bien encaminados de cara a alcanzar el nivel adecuado de rentas para su jubilación. Según el BlackRock Investor Pulse Survey, el grupo de inversores que muestra más confianza en cuanto a la consecución de sus objetivos de rentas para la jubilación es el que cuenta con los servicios de un asesor profesional, el 58% frente al 32% de los inversores que no cuenta con asesoramiento financiero, pero que aún se muestran confiados respecto a su jubilación. Cabe destacar que solamente el 15% de los españoles encuestados afirma con seguridad que se encuentra en el buen camino hacia su jubilación, mientras que un 27% reconoce que no lo está y un 23% lo desconoce completamente.

Al ser preguntados si ya habían comenzado a ahorrar específicamente para la jubilación, el 47% de los españoles respondió afirmativamente, un porcentaje que representa un ligero descenso en comparación con el 2015 (50%). Los países europeos con la cifra más elevada y más reducida son Alemania y Francia con el 67% y el 45% respectivamente. Un dato positivo a tener en cuenta es que los grupos de menor edad están incrementando sus ahorros para la jubilación (25-34 años una subida del 9% respecto al 2015 y entre los 35-44 años una subida del 5% respecto al 2015) aunque solo un 19% cree que la edad adecuada para empezar a ahorrar es antes de los 30 años.

Preocupaciones de los españoles

Un 62% de los españoles manifiesta estar preocupado por llegar a fin de mes durante su jubilación y a más de la mitad le preocupa ser una carga para la familia. Las principales razones por las que no se ahorra son la falta de ingresos, otras prioridades financieras y optar por vivir al día. A la pregunta sobre cuál es la mejor forma de generar ingresos durante la jubilación la primera opción para los españoles es tener dinero en el banco y aprovechar los intereses generados (28%), seguidos por la inversión en inmuebles y generar los ingresos generados por el alquiler (24%). Dados los niveles actuales de rentabilidad que ofrece la primera opción se evidencia la necesidad de reforzar la educación financiera y el asesoramiento profesional. Los españoles ahorran una media del 7% de sus ingresos mensuales para la jubilación, en línea con Suecia y Francia, pero por debajo de cualquier otro mercado en todo el mundo.

El papel del asesoramiento es clave en la confianza financiera

El uso de asesoramiento muestra una tendencia plana (27% en 2017, mismo nivel que en 2015). Independientemente de que el dato no haya sufrido variaciones, sí que observamos que cada vez más personas consultan información en línea, aunque los canales tradicionales siguen inspirando más confianza, lo que indica que podría existir una relación de complementariedad entre los asesores y la tecnología. Según la encuesta, los niveles de satisfacción de los que recurren a un asesor financiero se sitúan en el 50%.

La tecnología y su rol en los hábitos de inversión

Es indudable que la tecnología desempeña un papel cada vez más importante en los hábitos de inversión en España. Por el momento, continúa siendo un complemento al asesoramiento, pero, a medida que los inversores se sientan más cómodos con la inversión en Internet, podría suponer tanto una oportunidad como una amenaza para el negocio del asesoramiento financiero. Según el BlackRock Investor Pulse Survey, el 72% de los españoles realiza el seguimiento de sus inversiones por Internet, porcentaje que representa el nivel más elevado de Europa.

De todos aquellos que acuden a Internet, el 35% lo hace porque les ayuda a sentir que tienen más control sobre sus finanzas, a pesar de que solamente el 10% reconoce haber emprendido acciones como resultado de este control. La tecnología y el asesoramiento, con el paso del tiempo, pueden formar una relación colaborativa, de hecho, más de la mitad de los encuestados estarían dispuestos a realizar inversiones online en el futuro aunque solicitan asesoramiento durante o antes de llevarla a cabo.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído