Perfección del APVC y seguro para lagunas previsionales, entre las propuestas de las aseguradoras para mejorar las pensiones


La Asociación de Aseguradores de Chile (AACH) presentó a la Comisión Asesora Presidencial del Sistema de Pensiones (Comisión Bravo), que preside el economista David Bravo, seis propuestas que buscan mejorar las jubilaciones de los chilenos. “Tenemos un rol gravitante en el sistema previsional y esperamos incrementarlo”, aseguró José Manuel Camposano, presidente del gremio. Ejemplo de ello, prosiguió, “es que la industria aseguradora administra desde hace cinco años el Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS) con un sistema eficiente, estructurando el Departamento de Siniestros más grande que existe en el mercado y que paga más de cuatro millones de dólares de siniestros diarios. Hemos sido una pieza clave en la masificación del Ahorro Previsional Voluntario (APV) en Chile, creando conciencia en las personas sobre la importancia y el valor del ahorro. Además, el 2013, el 70% de las personas que podían elegir entre retiro programado y Rentas Vitalicias, optaron por estas últimas, lo que significa que cada mes las compañías de seguros pagan la pensión de 500.000 chilenos”.

La AACH desarrolló seis propuestas concretas orientadas a incrementar las jubilaciones, que entregaron en el grupo de estudio. En el acto estuvieron presentes (en fotografía de izquierda a derecha) Jorge Claude, Vicepresidente Ejecutivo de la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH); David Bravo; José Manuel Camposano, Presidente AACH y Fernando Serqueira, Asesor Legal de AACH. “El nivel de pensiones está directamente relacionado con las contribuciones y existe una expectativa de las personas de que las pensiones sean mayores a las que el sistema está arrojando. Como país debemos hacernos cargo de esas expectativas que no se están cumpliendo, pero también la sociedad debe tomar conciencia de la importancia del ahorro y de invertir en su futuro, tanto en el sistema obligatorio como voluntario y mientras más jóvenes mejor”, explicó Camposano.

A continuación, las propuestas que la Asociación de Aseguradores presentó a la Comisión Bravo explicadas por la propia patronal:

1)    Seguro para Lagunas Previsionales:

Uno de los principales problemas que detectó el diagnóstico de la Asociación de Aseguradores es la poca densidad de cotizaciones. En 40 años de vida laboral, en promedio llegan sólo al 50% en el caso de los hombres y en las mujeres, la cifra es incluso inferior. “Esta falta de cotizaciones impide alcanzar la meta de pensionarse con el 70% de la última remuneración, por lo que planteamos como solución un Seguro para Lagunas Previsionales”, señaló Jorge Claude, vicepresidente ejecutivo de la Asociación.

Se trata de seguro previsional para todos los afiliados a las AFP, administrado en forma conjunta entre ellas y licitado entre las compañías de seguro. Los trabajadores pagarían una cotización adicional de manera que cuando estén cesantes el seguro cubra el aporte previsional que corresponda.

Este nuevo instrumento operaría con un esquema similar al del Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS), que cubre a todos los afiliados a las AFP y que en caso de situaciones adversas, completaría los fondos necesarios para acceder a las pensiones que establece la ley.

2)    Perfeccionamiento del APVC:

La propuesta de la AACH es perfeccionar el Ahorro Previsional Voluntario Colectivo (APVC) con la participación de las empresas. Este mecanismo existe hoy en la ley y está normado, pero para que aumente su penetración debe existir un incentivo tributario para los empleadores, porque hoy no es atractivo para ellos. Para las empresas sería una herramienta de retención de talentos, pero requiere una regulación más flexible.

“Sería un excelente mecanismo de incentivo, diferenciado pero no discriminatorio, que permita que las personas con mayor permanencia en las empresas, puedan incrementar sus pensiones”, explica Jorge Claude.

3)    Póliza Integral para Trabajadores Independientes:

Pese a que el ahorro previsional comenzará a ser obligatorio para los independientes el 2015, no ha habido una afiliación masiva en esta categoría de trabajadores. Los aseguradores proponen una Póliza Integral  para los Trabajadores Independientes, en la que los asesores de seguros puedan convencer a este segmento de la importancia de ahorrar para la etapa inactiva.

Este seguro ofrece una opción más para los independientes y entrega los beneficios del sistema previsional, como pensión de invalidez, aportes en caso de muerte y ahorro para la pensión.

4)    Seguro Previsional para Adultos Mayores No Autovalentes:

Según estudios recientes, de aquí a 10 años habrá en Chile más de un millón de personas no autovalentes (dependientes). Es decir, que necesitarán asistencia para vestirse, comer o trasladarse. La sociedad chilena ha cambiado y hoy los adultos mayores viven solos, ya que sus hijos se han trasladado de ciudad, país o tienen sus propias familias y obligaciones laborales.

La Asociación plantea la creación de un mecanismo para hacerse cargo de las personas en esa condición, a través de profesionales de asistencia y compañía, por ejemplo una red de enfermeras y cuidadoras, o bien mediante un aporte para financiar este gasto. “La propuesta consiste en un seguro incluido en la cotización y que se activa cuando la persona llega a la condición de dependencia. Como industria nos preocupan los adultos mayores y estamos dispuestos a trabajar en un mecanismo para ofrecer una solución concreta a los pensionados de la tercera y cuarta edad”, subrayó el presidente de la AACH.

Agregó que “este seguro existe en el sistema previsional de algunos países de Latinoamérica, lo que da cuenta de lo atrasados que estamos en Chile, considerando que somos el país número uno en el aumento de la longevidad”.

5)    Renta Vitalicia Variable (RVV):

La Renta Vitalicia Variable (RVV) que contempla el DL 3.500 se encuentra en estudio en la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) y a la espera de implementarse. Consiste en una póliza que entrega al pensionado una parte de su renta fija en UF y otra fracción que puede ser invertida en instrumentos financieros de renta variable (acciones, fondos, índices). De este modo, parte de los fondos irán fluctuando según el desempeño de los mercados de capitales y su resultado repercutirá en la pensión.

Este producto permite obtener una pensión asegurada de por vida, con una parte en UF y otra variable asociada a inversiones, a elección de cada pensionado. Es un instrumento dirigido a quienes por ejemplo, complementan su pensión con otras rentas, tienen práctica en riesgo financiero y están dispuestos a asumirlo.  La RVV  ofrece un complemento y una alternativa más de pensión dentro del sistema actual.

6)    Incentivo para la Contratación de Personas Mayores:

Más allá de la necesidad de mejorar las pensiones, la Asociación de Aseguradores planteó la necesidad de buscar incentivos para la contratación de personas mayores de 55 años. Los avances en salud y el aumento de la longevidad en Chile hacen necesario un cambio de mentalidad, que favorezca la inclusión de adultos mayores al mundo del trabajo, posiblemente desarrollando funciones diferentes a las que estaban acostumbrados. “Este es un tema país del que debemos hacernos cargo. Es urgente desarrollar sistemas que permitan a los adultos mayores sentirse valorados y que puedan continuar aportando con su experiencia al mercado laboral”, expresó Jorge Claude.

Lo más leído