Pepito Grillo y el futuro de Italia


Pepito Grillo es como se bautizó en España al “Grillo Parlante” del cuento de Pinocho de Collodi: a diferencia de la edulcorada versión de Disney, en el cuento original el Grillo representa la consciencia de Pinocho, y le fastidia poniendo en evidencia sus fechorías hasta que el muchacho le aplasta con un zapato…

En las elecciones italianas que se celebraron este domingo otro Pepito Grillo, el líder del Movimento Cinquestelle, fastidió la fiesta de los partidos políticos tradicionales logrando un 25% de los votos, y dificultando sustancialmente la formación de un gobierno estable aunque en la cámara baja la coalición del Partito Democrático guiado por Bersani haya logrado la mayoría de los escaños.

Este resultado inesperado, junto a la increíble recuperación de la coalición de Berlusconi, trae consigo dos mensajes de extrema importancia para el futuro no solo de Italia, sino también de Europa:

• Rechazo a las políticas de austeridad impuestas por la Unión Europea y puestas en marcha por el gobierno técnico de Mario Monti – La mayoría de los italianos ha votado a partidos que proponen cuestionar la hoja de ruta impuesta por los países core de la UE; un elemento que ha pasado desapercibido en los medios es que entre los italianos residentes al extranjero (y que por lo tanto no sufren directamente las consecuencias de estas políticas) Berlusconi y Grillo no han logrado más de un 25% de los votos, mientras hay un fuerte respaldo al PD y a Monti.

• Rechazo al sistema partidista y a la “casta” de los políticos – El punto programático más conocido del Movimento Cinquestelle es la reducción del número y de los privilegios de los políticos, empezando por la financiación de los partidos (ellos han renunciado a cualquier subvención pública) y advocando por una democracia directa con listas abiertas (los candidatos se han elegido por Internet entre los miembros del movimiento, muchos son jóvenes sin experiencia política previa). 

Estos aspectos son fundamentales para poder analizar los distintos escenarios que se dibujan para Italia a partir del 15 de Marzo, cuando se estrenará el nuevo Parlamento:

1) Gran coalición entre las principales fuerzas políticas, excluyendo el Movimiento Cinquestelle – Esta opción se interpretaría por parte del electorado como un tentativo de la “casta” de mantenerse al poder más allá de sus programas e ideologías, y por lo tanto alimentaria aún más el voto de protesta (si Grillo consiguiera un 5% de votos adicionales podría llegar a controlar la cámara baja en base a la actual ley electoral);

2) Reforma electoral antes de volver a votar – Las consecuencias serían parecidas al escenario anterior, ya que centro-izquierda y centro-derecha no han conseguido ponerse de acuerdo sobre este tema durante el gobierno técnico de Monti;

3) Nuevas elecciones – Esta opción es bastante probable aunque haya sido inicialmente descartada tanto por Bersani como por Berlusconi; el proceso seria en todo caso lento (podría ser necesario esperar a tener un nuevo Presidente de la Republica ya que su mandato de siete años vence en Mayo) frente a los tiempos de los mercados que odian la incertidumbre. Puede que la presión bajista de los mercados sea necesaria para que la vuelta a las urnas resulte en una mayoría más estable y proclive a las reformas. 

4) Un gobierno “programático” de Bersani que, recogiendo algunos de los puntos principales del programa del Movimiento Cinquestelle, sea capaz de obtener la confianza de un número suficiente de sus senadores para llegar a la mayoría junto con el apoyo de Monti. Esta opción podría ser la más favorable para los mercados, aunque aparece poco probable de momento y resultaría en un gobierno frágil que no podría llevar a cabo ninguna reforma de calado.  

En mi opinión la situación es muy delicada y no se vislumbra en el corto plazo una resolución que pueda restablecer la confianza de los mercados, por lo tanto preveo que difícilmente habrá una senda alcista en las próximas semanas. Aunque en términos relativos las dificultades de Italia puedan favorecer a la renta fija española, eso no compensaría del todo el efecto contagio que hemos visto en acción desde el comienzo de la crisis.

Desde Arcano Wealth Advisors estamos aprovechando estas caídas para establecer unos niveles de entrada atractivos  en distintos activos (tanto en renta fija como en renta variable) que consideramos atractivos, pero no podemos olvidar que esta crisis además de financiera es una crisis del modelo de representación política: espero que  los líderes europeos tomen consciencia de estas señales antes de que sea demasiado tarde, o de nada servirá intentar aplastar a los grillos parlantes con un zapato.

Noticias relacionadas

Lo más leído