Tags: Pensiones |

Pensiones ligadas al IPC y ahorro privado obligatorio, lo que reclama el inversor español


Las pensiones rápidamente se están convirtiendo en una de las principales fuentes de preocupación para los españoles. La que será la principal fuente de ingresos para la población adolece de algunos fallos que ponen en duda su sostenibilidad, y el ahorrador es consciente de ello. Según recoge el último Global Investment Survey de Legg Mason, nueve de cada diez encuestados considera que el sistema de pensiones actual debería ser objeto de una profunda reforma

Y aún así, la mayoría (el 47%) afirma sentirse bastante confiado para disfrutar de un nivel de vida holgado durante su jubilación. En el otro extremo del espectro, el 4% se declara muy preocupado y el 24%, bastante preocupado. “Una de las conclusiones clave del estudio es que los inversores que no tienen o no han recurrido nunca a un asesor financiero profesional (Do it yourself investors) muestran mayores niveles de preocupación que aquellos que sí cuentan con los servicios de un asesor financiero”, explican desde la gestora. La encuesta también revela que las mujeres muestran más preocupación que los hombres

Su principal petición de cambio: pensar en el aumento del coste de vida. Un 93% de los inversores españoles  sostiene que cualquier revisión de las pensiones públicas debería estar ligada al Índice de Precios al Consumo (IPC). 

Y verían positivo no depender únicamente del Estado. Siete de cada diez (71%) consideran que debería ser obligatorio contar con ahorros adicionales para la jubilación. Pero estos también necesitarían una reforma. Más de tres cuartos creen que la posibilidad de retirar las aportaciones del plan de pensiones una vez transcurridos diez años desde su contratación lastra la motivación para ahorrar de cara a la jubilación.

Son datos positivos que refleja cómo el español está transformando su mentalidad de “ahorrador” a “inversor”. “Los españoles somos cada vez más conscientes de cómo la inversión puede ayudarnos también a lograr nuestros objetivos financieros de cara a la jubilación”, declara Javier Mallo, responsable de Legg Mason para España y Portugal.

Los conceptos de “inversión” y “jubilación” también aparecen ligados cuando se les pregunta qué harían si se les diese un importe de 50.000 euros o su contravalor en otras divisas. Una vez más, la jubilación es una de las respuestas más frecuentes: el 55% afirma que realizaría inversiones a corto plazo, mientras que un 45% de los encuestados españoles (la segunda respuesta más común) declara que utilizaría ese dinero para complementar su pensión o para la jubilación.

Empresas

Noticias relacionadas