“Pensar que la situación de los emergentes es similar a la de 2011 sería un error”


Muchos de los factores que provocaron que 2011 fuese uno de los años más volátiles de la historia están camino de solucionarse –en el mejor de los casos- o siguen sin resolverse -en el peor- lo que debería llevarnos a pensar en una prolongación de la tendencia a lo largo de 2012. Pues bien, en opinión de MAN GLG, “esto sería un error”. Y es que, según la firma, desde la perspectiva de la inversión “el entorno actual se asemeja mucho al vivido a finales de 2008 y 2009”, justo antes de que los mercados experimentasen un fuerte rally alcista. 

 

En su informe Emerging markets oultlook for 2012, la gestora se muestra convencida de que, aunque los mercados emergentes podrían verse condicionados por la crisis de deuda soberana europea, “en nuestra opinión las autoridades europeas han entendido la seriedad del problema”, como demuestra la rápida intervención realizada por el BCE a finales de diciembre. “Para un inversor paciente y tolerante a la volatilidad, la recompensa que podría venir en forma de rentabilidad por mantener una exposición a los emergentes no podría ser mayor”, indica la firma. 

 

Esto no quiere decir, sin embargo, que estos mercados sean inmunes a una más que previsible desaceleración de las economías desarrolladas, si bien el hecho de contar con una actividad que presenta unas tasas de crecimiento elevadas y unas cuentas públicas en una situación más ventajosa refuerzan la confianza en estos países. “En el caso de China, por ejemplo, aunque el Gobierno tuviera que gastarse el 30% del PIB en los próximos años en sanear el sistema financiero y en desinflar la burbuja inmobiliaria, el ratio de deuda sobre el PIB ni siquiera alcanzaría el 50%”, señalan desde MAN GLG. 

 

Puede consultar el informe completo descargándose el siguiente archivo:

Lo más leído