Pedro Dañobeitia: “España debería convertirse en un especialista mundial en fondos de fondos”


“El mercado de fondos de terceros en España no tiene vuelta atrás”. Así de contundente es Pedro Dañobeitia. Este histórico de la gestión de activos en España, tras quince años como responsable de la gestora del grupo Deutsche Bank en España (cargo al que accedió en febrero de 1999), da un nuevo paso en su carrera y, a partir de abril desde Nueva York, será el responsable de todo el negocio de gestión del grupo alemán en Latinoamérica.

Dañobeitia destaca el crecimiento espectacular que ha tenido el mercado de fondos de terceros en España desde que llegó a la entidad en 1996 procedente de Banesto y anteriormente de Chase Manhattan. “Cuando comenzamos a pensar en distribuir fondos de terceros se veía imposible. Hoy, en cambio, el producto se encuentra en todas partes”, explica. En su opinión, los fondos de inversión han demostrado el interés que ofrecen para entidades y clientes en cuanto compiten en igualdad de condiciones con otros productos. “Cuando se puso fin a los depósitos extratipados, los fondos de inversión han tenido un crecimiento espectacular”. Por eso, cree que los fondos de inversión encaran un futuro muy optimista.

Balance en España

El balance de estos quince años al frente de Deutsche Asset & Wealth Management en España, Portugal y Latinoamérica lo considera muy positivo. La entidad gestiona en Iberia más de 6.000 millones de euros entre mandatos y la oferta de fondos españoles y luxemburgueses registrados en España, lo que le sitúa entre las principales gestoras internacionales. “El hecho de estar donde estamos es el reflejo del trabajo de muchos años, de un gran equipo y de los profesionales que han pasado por aquí, muchos de ellos ahora están en grandes firmas”. En este sentido, reconoce la importancia de pertenecer a un grupo como Deutsche Bank en España y la excelente colaboración de su red, “fue un soporte para el negocio”. 

De cara al crecimiento del negocio de fondos en España en los próximos años, cree que los fondos de fondos deberían ser la estrella del negocio. “Son el producto más eficiente y no veo que existan tantas casas especializadas en ellos”. En su opinión, un buen gestor de fondos de fondos tiene su futuro garantizado. En este sentido, cree que España debería invertir en gestión y selección de este producto y convertirse en un especialista mundial en fondos de fondos. “En Chile, gran parte de la gestión se realiza a través de la inversión en fondos y los equipos se han convertido en auténticos expertos en este tipo de gestión”, resalta. 

España, como el nuevo Luxemburgo

A raíz de la creación de las cuentas onmibus, Dañobeitia cree que España podría jugar un papel más importante en la distribución transfronteriza. Para ello, se está analizando la posibilidad de convertir a España en un hub de la gestora para el sur de Europa, en el que se creen fondos de derecho español que se distribuyan en la propia red del banco en Portugal e Italia. “Las gestoras que lanzan sus productos desde Luxemburgo se encuentran  a veces con un problema: los retrasos en los lanzamientos. En algunos productos, el time to market y el coste son fundamentales y un retraso en el registro provoca que deje de tener interés el producto”, explica. 

Esta situación sucede, por ejemplo, con los fondos que hacen una cartera a vencimiento y en los que los retrasos  pueden reducir el atractivo del producto. Por eso, propone como alternativa contar con otro centro en Europa donde el registro sea más ágil y menos costoso. La reciente aprobación de las cuentas ómnibus convierten a España en uno de estos países. 

Salto a Latinoamérica

Ahora afronta un nuevo reto: la expansión del negocio de gestión del grupo en Latinoamérica, donde hoy cuenta con más de 8.000 millones de dólares entre fondos de inversión y mandatos, la mayor parte entre inversores institucionales. “Quiero trasladar mi experiencia en España para dar un impulso a toda la región”, explica. Para ello, a partir de abril, se trasladará a Nueva York. Su objetivo: crecer a doble dígito, lo que supondría duplicar el volumen de activos en los próximos cinco años, periodo de tiempo que se marca para su nuevo proyecto.

“Comencé a llevar Latinoamérica desde España en 2005”, explica. Primero fue Chile, por el negocio institucional de pensiones con el que ya tenía relación el grupo. Después "seguimos su movimiento natural en Perú y Colombia”. 

En esta nueva etapa buscará una diversificación del negocio por clientes y por países. Así, quiere que el actual negocio centrado en el institucional se complemente con el crecimiento en banca privada y gestoras de fondos locales donde ya son bastante activos en determinados países. Del mismo modo, su intención es pasar de una concentración en los países andinos a otros mercados como México o Brasil, ahora más cerrados desde el punto de vista regulatorio, sin olvidar otros más pequeños, como los centroamericanos. Para ello, “ofrecemos una oferta completa de gestión activa, pasiva y alternativa”. 

En este campo, destaca el “enorme” potencial de los ETF. “Tenemos productos core para las carteras y de réplica física que son muy competitivos, con gran tamaño y bajo tracking error”, explica. Con esta oferta, reconoce que están haciendo un importante esfuerzo en la región para crecer de forma exponencial. “Los ETF son un negocio en el que se tiende a la concentración de proveedores y esto es positivo para nosotros. En contraprestación a la gestión activa que está mucho más atomizada. Somos ahora el segundo grupo en Europa y el quinto del mundo”, explica. En este sentido, reconoce que en Latinoamérica la competencia es enorme por parte de los ETF americanos, pero “nosotros también tenemos ETF cotizados en EE.UU.”. En el  mundo alternativo, cree que el mayor potencial está en la inversión en private equity, sin olvidar la gestión de los hedge funds en formato  UCITS.

Presencia regional

Para desarrollar su estrategia, contará con un equipo repartido por toda la región. Así, desde la oficina de Chile llevan los mercados chileno y peruano. Desde Miami, el mercado colombiano, el offshore y el centroamericano. También cuentan con una persona en México para desarrollar este país en el que Deutsche Bank tiene presencia local, lo que les servirá de gran apoyo. En los próximos meses también definirán su estrategia en Brasil, donde el banco también tiene presencia y donde está el máximo responsable de Deutsche Bank en Latinoamérica. Además, Dañobeitia contará con equipos de apoyo en Nueva York y Fráncfort. En su opinión, "nuestra estrategia de “One Bank” de Deutsche Bank aporta mucho valor a los clientes y es un punto diferenciador frente a la gran mayoría de los competidores".

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído