Paul Read (Invesco): “Los mercados se están poniendo de nuestro lado”


Como cada año por estas fechas, Paul Read ha estado de visita en Madrid. En esta ocasión ha venido acompañado por Stephanie Butcher, su compañera en la gestión del Invesco Pan European High Income, uno de los fondos mixtos más populares en España. De los 6.800 millones de euros que atesora actualmente este producto, el 15% (casi 1.000 millones) están en el mercado español, lo que otorga al fondo la calificación Blockbuster Funds People. Durante los últimos cinco años, tanto Read como Butcher han conseguido situar al Invesco Pan European High Income en el primer cuartil. Esto lo han logrado año tras año, de manera ininterrumpida, desde 2012. A cinco años es el primero de su categoría y en 2016 ocupa el séptimo lugar, habiendo obtenido hasta la fecha una rentabilidad anualizada cercana al 4%. “En un entorno muy difícil, hemos hecho un gran trabajo”, afirma Read en una reciente presentación a clientes.

Según explica, el escenario al que se han tenido que enfrentar no ha podido ser más complicado. “¿Quién iba a predecir el crash de principios de año de la renta variable, el triunfo del Brexit o la victoria de Donald Trump en las elecciones en EE.UU.? Nadie creía que esto pudiese ocurrir y, al final, sucedió. Nuestro éxito ha estado en apostar por una cartera muy diversificada, orientada a mitigar el riesgo. Lo hicimos antes del Brexit, comprando puts sobre el Dax, lo cual funcionó muy bien. También antes de las elecciones de EE.UU., para protegernos de una posible corrección del mercado en caso de victoria republicana. De cara a 2017, ocurrirán cosas que generarán volatilidad. Desconocemos cuáles serán los focos de preocupación, pero los habrá. Esperamos volatilidad, pero también generar rentabilidad. Estamos muy bien posicionados para afrontar el nuevo año”.

En un escenario en el que los precios de los activos no se moviesen, el fondo ofrecería una rentabilidad de entre el 4% y el 5% en los próximos doce meses dado que la TIR del fondo es del 4,5% con una duración de 3,6 años. Pero los precios se mueven. Lo importante, en este caso, es la dirección en la que lo hagan. A este respecto, Read se muestra muy confiado. “Soy modestamente optimista sobre cómo se comportará el fondo en 2017. Si se produce un rally del mercado, participaremos de él. En caso de fuerte corrección, resistiremos mejor. La cartera está preparada para eso. Lo que me hace ser optimista es que los mercados se están poniendo de nuestro lado y la estrategia está funcionando. Lo estamos viendo con la subida que están experimentando las compañías energéticas y financieras”. Butcher, dedicada a la gestión de la renta variable, ahonda en este punto.

“La valoración de la renta variable ha dejado de ser una trampa. Hay potencial alcista. Los sectores que funcionan como bond proxies se han comportado muy bien, lo que hecho que estén caros, mientras que los más cíclicos lo han hecho mal, lo cual los ha dejado muy baratos. Ahora, estos últimos están empezando a reaccionar. Estamos al principio de este movimiento. Sabemos que los beneficios del sector energético serán mayores porque el precio del crudo es más elevado. Asimismo, también sabemos que la presión que han ejercido los tipos negativos sobre el sector financiero empieza a remitir, lo que impulsará los beneficios. En Europa se han juntado tres factores que hacen que su mercado sea muy atractivo: está barato, el inversor se ha desenamorado de él (han salido 100.000 millones en 2016) y las expectativas de beneficios están mejorando”.

En líneas generales, Read sigue pensando que las valoraciones que ofrece en estos momentos la renta variable son más atractivas que las que se pueden encontrar en renta fija, aunque el punto del que parte ahora el mercado de bonos ya no es tan adverso como lo ha sido en el pasado reciente. “Hemos visto el suelo en los tipos negativos de la renta fija. Las cosas en el mercado de bonos no han cambiado drásticamente, pero el tono sí. Sin embargo, es justo reconocer que, actualmente, la renta variable sigue ofreciendo más valor que los bonos. Las valoraciones de la bolsa europea siguen siendo razonable y la rentabilidad por dividendo atractiva. La renta variable continúa siendo el mejor lugar en el que estar. Dicho esto, no tenemos previsto incrementar la exposición a la renta variable. De hecho, si la renta variable sube considerablemente, el siguiente paso sería reducir la exposición”.

Read argumenta esta afirmación. “El Invesco Pan European High Income no es un fondo mixto, sino un producto que busca generar una renta situando a la renta fija en el corazón de la estrategia. Si se produce un episodio de sell off en el mercado de bonos, la tendencia no sería aumentar exposición a renta variable, sino comprar aquellos activos de renta fija que ofreciesen una oportunidad, fundamentalmente crédito”. En este sentido, cuando sube el mercado de renta variable, Butcher es partidaria de recoger beneficios. “Es una gran compañera de viaje en este fondo. Cuando el fondo incrementó del 21% al 23% su exposición a renta variable debido al efecto mercado, recogimos beneficios y volvimos a situar el porcentaje en el 21%. Sólo en el caso de que se produjese un crash en el mercado de acciones elevaríamos la exposición. Pero el core de la estrategia tiene que ser la renta fija y ahí estamos encontrando oportunidades de valor”.

Concretamente, las halla en deuda de entidades financieras, bonos investment grade con vencimientos largos de compañías americanas y también en high yield, un mercado del que espera que la ratio de default permanezca baja (2-3%) y donde encuentra valor en empresas de alta calidad con tires de entre el 3,5 y el 4%. “Seguimos viviendo en un entorno de bajas rentabilidades y es importante controlar el riesgo de caídas. Tenemos un 8% en deuda pública, lo cual debería protegernos en caso de corrección del mercado. El 15% de la cartera está en liquidez (efectivo, deuda pública o papel con menos de un año de vencimiento, principalmente). Quiero tener un nivel de liquidez en la cartera alto para poder darle al inversor su dinero cuando lo requiera. Esto lo entiendo como business as usual y tiene otras ventajas, como por ejemplo poder comprar cuando el mercado se abarata”.

En lo que respecta al volumen del fondo, Read se siente muy cómodo con el nivel actual. “El tamaño no es un problema, ni algo que condicione la gestión. Podría crecer mucho más. Tiene margen para ello. No me pagan por el volumen de activos que gestiono, sino por los resultados que obtengo”, sentencia.

Posicionamiento del Invesco Pan European High Income a lo largo de los dos últimos años

Captura_de_pantalla_2016-12-01_a_la_s__10

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído