Paul Chan, de Invesco: “La inflación alcanzará máximos en China a finales de la primera mitad del año”


En su último comentario de mercado trimestral de su equipo en Hong Kong, Invesco entrevista a Paul Chan, director de Inversión de Invesco Asia Pacífico ex Japón, acerca del mercado chino. Preguntado por el momento en que la inflación podría alcanzar techo, cree que podría ocurrir “en algún momento a finales de la primera mitad de 2011, dado que la oferta monetaria, M2, ha caído y este indicador avanzado ha demostrado una correlación fiable de cara al futuro”.

En la gestora creen que la inflación continuará basándose en el aumento de los precios de los alimentos, debido a los recientes repuntes registrados en los precios internacionales de las materias primas agrícolas, pero destacan que la inflación alimenticia podría ser amortiguada utilizando las fuertes reservas estratégicas del Estado, que podrían liberarse para estabilizar los precios. “Parece ser que la reciente sequía no ha perjudicado los cultivos y que, por lo tanto, la oferta de alimentos será estable. Hay que tener en cuenta que China ha experimentado siete años consecutivos de cosechas récord, a pesar de las numerosas tormentas de nieve, sequías e inundaciones que se han dado en años recientes”, afirma Chan.

Con respecto a las acciones domésticas de clase A, cree que la valoración sigue siendo atractiva comparada con su estándar histórico. “El índice CSI 300 cotiza actualmente a un PER de 14 veces los beneficios futuros de 2011. Bajo estándares históricos, es un nivel atractivo, y no esperamos ningún riesgo significativo sobre los beneficios”, comenta.

Preguntado por el sector automovilístico tras el terremoto en Japón, considera que aunque la producción depende de determinados componentes que normalmente se producen en Japón y en este sentido el terremoto puede haber generado una escasez potencial y temporal de coches japoneses, no debería tener un impacto importante en las cifras de ventas de los concesionarios, “dado que la mayoría ha diversificado sus existencias incorporando varias marcas europeas de coches”. Por otra parte, dice que la intención del gobierno chino de controlar la propiedad de vehículos en las ciudades con una población superior a los 10 millones de personas podría generar un sentimiento negativo en aquellos segmentos que cubren la demanda del mercado de masas, con la excepción del segmento de coches de lujo.

En el informe, Invesco analiza también las oportunidades en energías renovables, indicando que con el mandato del gobierno chino de aumentar su uso, “se crearán muchas oportunidades a lo largo de la cadena de producción de energía alternativa. Por ejemplo, en las fábricas de energía eólica chinas, que pueden dividirse entre los sectores de upstream (productores de los compo-nentes de las turbinas), midstream (productores de las turbinas) y downstream (constructores u operadores de las granjas eólicas), vemos varias oportunidades en el área de equipamiento”, afirma. Además, los precios de las acciones de algunos nombres energéticos han sido golpeados recientemente por la debilidad del sentimiento del mercado, hecho que en la opinión del equipo de Invesco en Hong Kong puede originar oportunidades de valor relativo.

Lea el documento completo en el siguiente link

Empresas

Lo más leído