Partícipes del Banif Inmobiliario pedirán a la CNMV la intervención de la gestora


Un grupo de partícipes del Santander Banif Inmobiliario va a solicitar por escrito a la CNMV la intervención de la gestora. Según publica finanzas.com, en el textos que preparan, protestan enérgicamente por la venta de un edificio de oficinas en Castellana 13 a un precio que califican de ridículo.



Los partícipes reunidos alrededor de http://afectadosbanifinmobiliario.blogspot.com/ aseguran en un borrador del escrito que prevén remitir a la CNMV que esta venta -la primera tras

el cierre del fondo, realizada a 4.311 euros el metro cuadrado- no ha supuesto plusvalía alguna para el fondo y que la pérdida es de 2,6 millones de euros si se tiene en cuenta la subida del índices de precios al consumo desde la fecha de adquisición del inmueble, en 1999, hasta este mes de febrero. Aseguran en su escrito al supervisor bursátil que la pérdida es de 9,4 millones respecto al valor de tasación y de 25,9 respecto al valor real.



El argumento que en todo momento sostiene el escrito es que Santander Real Estate, gestora del fondo, está poniendo en grave peligro el equilibrio patrimonial del fondo y las inversiones de sus partícipes. Por lo tanto, pide a la CNMV la intervención de la gestora y la entrada de los partícipes en los órganos de gestión del fondo. Los afectados piden que se pare el proceso de venta de inmuebles del fondo y temen que Santander caiga en la tentación de tirar los precios de los activos, ya que no pertenecen al banco, sino al fondo. En definitiva, se amparan es que va contra el derecho de la propiedad que la sociedad gestora disponga libremente de unos bienes que no le pertenecen y que pueda hacerlo contra

los intereses de los legítimos propietarios.



El grupo de partícipes solicita la intervención directa de la CNMV en determinados aspectos para investigar tanto valores liquidativos del fondo como el nombre de quienes salieron del fondo antes del anuncio de que iba a ser tasado de forma extraordinaria. Concretamente, los inversores solicitan la documentación sobre la que han calculado los valores liquidativos del fondo a 31 de diciembre de 2007, a 31 de octubre de 2008 -a esa fecha vendieron los inversores en la última ventana de liquidez del fondo-, a 31 de diciembre de 2008 y en enero y febrero de este año.



También requieren información sobre qué partícipes reembolsaron sus participaciones en octubre y cuál es su relación con Banif -depositario del fondo- o su matriz Banco Santander o Banesto y piden conocer qué personas han intervenido en la venta de Castellana 13.



Mientras, el despacho Moreno Luque, que representa a algo más de 200 afectados, ultima el envío de un escrito de corte similar a la CNMV. El bufete va a exigir que el supervisor controle el proceso de desinversiones del grupo para que no se produzcan ventas con la de Castellana 13 y que no se queden en el camino alrededor de 1.000 millones de euros.

Empresas

Lo más leído