Paramés confía en tener en funcionamiento su gestora a principios de 2017


Las dudas sobre el nuevo proyecto personal y profesional de Francisco García Paramés se van despejando poco a poco. En su vuelta al ruedo de los fondos de inversión, el calificado como Warren Buffett europeo ha aprovechado la presentación de su libro Invirtiendo a Largo Plazo para dar algunas pinceladas de los pilares que sustentarán su futura gestora.

Su gestora, de la que no ha querido desvelar el nombre, será creada desde cero. El gestor prevé que esté en funcionamiento a principios de 2017, aunque tiene un plan de contingencia para tomar posiciones en mercado si la fecha estimada se retrasase por complicaciones burocráticas. Este plan b pasaría por asesorar de forma transitoria un fondo en otra gestora para, una vez lista la suya, traspasar el vehículo de una gestora a otra.

La comunidad inversora se preguntaba si gestionará las mismas estrategias que en su anterior etapa en Bestinver. En una entrevista a Funds People, Paramés afirma que tendrá en activo dos estrategias: una de renta variable ibérica y otra de renta variable global con foco europeo aunque también con cierta apertura hacia los mercados emergentes. Pese a iniciar estas estrategias en formato fondo de inversión, en el futuro su intención es replicarlas en formato planes de pensiones.

El gurú español del value investing también adelanta que el equipo de Análisis y Gestión de su boutique estará formado por una decena de profesionales como máximo. En este equipo “habrá gente que ha trabajado conmigo previamente y gente nueva, así como españoles y extranjeros”, asegura. La documentación de la firma será presentada en los próximos días a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), mientras que “los fondos serán más abiertos de lo que lo eran antes”, detalla.

Como relata en su libro, “el emprendedor es una persona clave en cualquier economía”. De ahí su ilusión por fundar un proyecto empresarial propio que tenga recorrido a largo plazo, como su estilo de inversión, y que pueda ser heredado en el futuro por un sucesor (o sucesores) también seguidor del value investing como él. “Para implementar los conceptos que defiendo en el libro, la única manera de hacerlo es iniciando un proyecto propio. Aunque me han llegado muchas ofertas, ninguna se ha cerrado por discrepancias en la gestión empresarial o en la filosofía de inversión”, pone en contexto Paramés, que tiene claro que establecerá un límite al volumen de activos bajo gestión, aunque sin concretar aún en torno a qué nivel aproximado.

Su visión del value investing, en un libro

Toda su experiencia y sus vivencias como gestor han sido recogidas en el libro Invirtiendo a Largo Plazo (Deusto, 2016). Una de las confidencias de su presentación pasa por que “antes éramos más permisivos con las compañías malas de lo que ahora soy”. Así, su estilo de inversión se ha ido perfeccionando con el tiempo, dando menos importancia a las compañías baratas per se a favor de las compañías de calidad.

Además, recuerda que “cuanto más antigua es una compañía, más estable y segura es y, por tanto, más rentable”. Por eso no le interesan empresas con menos de 15 años de historia de media, ni aunque su potencial de negocio sea muy elevado. Esta premisa la ejemplifica con valores como Facebook o Google. “Por ahora nos quedamos como espectadores”, sentencia.

Su labor pedagógica se pone de manifiesto en otra de sus iniciativas en mente, crear una fundación para divulgar en castellano las bondades del value investing y de la teoría austriaca del ciclo económico con los beneficios que obtenga de la venta del libro. El primer ladrillo de este proyecto educativo es su libro, con el que espera contribuir a elevar la educación financiera de los españoles y a que éstos inviertan una mayor parte de su ahorro disponible en renta variable, como ocurre en el resto de países desarrollados.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído