¿Para tener una cartera agresiva es necesario sobreponderar tecnología? Tal vez no...


El sector tecnológico ha dejado de estar sobreponderado en los fondos de estilo crecimiento. Esto es debido a la naturaleza cíclica de este sector, la competitividad del mercado y las reducidas barreras de entrada. Así lo explica ClearBridge, gestora de renta variable estadounidense de Legg Mason Global AM. “Muchos clientes escuchan las palabras ‘crecimiento agresivo’ y piensan que es necesario sobreponderar los valores tecnológicos; sin embargo, en nuestra cartera la tecnología tiene un peso del 18%, frente al 32% de nuestro índice de referencia", afirma Evan Bauman, cogestor del fondo Legg Mason ClearBridge US Aggressive Growth.

“Siempre buscamos empresas con un crecimiento sostenible de los beneficios, pero cuando analizamos este sector, encontramos mercados muy cíclicos y competitivos, con reducidas barreras de entrada, incluso en el caso de algunos líderes del mercado”. Bauman y Richie Freeman, cogestor del fondo, han evitado invertir en Apple, pero destacan que han logrado batir al 90% de los gestores del sector de crecimiento sin necesidad de recurrir a ello. “Hemos utilizado varias de las temáticas que han beneficiado a Apple, como la del crecimiento de empresas de almacenamiento de datos como SanDisk”, afirma Bauman.

“Esta empresa ha creado un mercado en el segmento de la memoria flash, que se utiliza en las tabletas y smartphones de Apple. La clave es que la memoria flash de SanDisk también es compatible con otros ecosistemas y que la compañía fabrica discos duros SSD que permitirán almacenar datos en ordenadores portátiles este año”. Asimismo, el fondo mantiene exposición al sector tecnológico a través de compañías que presentan un crecimiento sostenible: como la informática Citrix, que tiene un gran peso en la cartera, y las empresas de almacenamiento de datos Seagate y SanDisk.

“Hemos decidido invertir en el crecimiento de los datos y el contenido digital, en lugar de tratar de elegir al fabricante de dispositivos que resultará ganador en la carrera por abordar las necesidades del consumidor en todo momento. Sólo hay que mirar a antiguos líderes del mercado que han perdido gran parte de su cuota para comprobar lo volubles que pueden ser las inversiones en algunas de estas empresas orientadas al consumidor”. Bauman y Freeman operan a muy largo plazo y han mantenido este estilo a pesar del aumento de la volatilidad durante los últimos años.

“Cuando algunos inversores ven un fondo de crecimiento con una rotación del 2-5 %, lo cuestionan, pero nosotros hemos descubierto que la mejor forma de conseguir una rentabilidad superior es invertir a largo plazo en empresas que cotizan por debajo del mercado y que lo superan en términos de crecimiento”, señala Bauman. “Todas las ponderaciones sectoriales vienen dadas por la selección de valores y nos mantenemos en empresas según sus fundamentales y sus características de crecimiento, en lugar de basarnos en lo que está dentro o fuera del índice de referencia”.

Aunque es imposible ignorar el contexto macroeconómico, especialmente en un momento como éste, los gestores buscan continuamente empresas capaces de crecer en cualquier entorno. “Las economías del mundo están creciendo lentamente, por lo que se buscan empresas que puedan registrar un crecimiento de dos dígitos verdaderamente orgánico en su beneficio por acción”, explica Bauman. En su opinión, la compañía estadounidense Cree representa exactamente esto. “Cree fabrica bombillas LED que están cambiando la forma en que los hogares, las oficinas y las ciudades se iluminan utilizando bombillas que consumen un 84 % menos de energía que las bombillas incandescentes tradicionales”.

“Con frecuencia nos preguntan si necesitamos aumentar la rotación teniendo en cuenta el actual entorno de mercado, pero nosotros creemos que al operar con un horizonte largoplacista la volatilidad es tu aliada. Lo que solemos hacer es utilizar la volatilidad para construir posiciones, comprando acciones cuando están baratas y reduciendo posiciones cuando las valoraciones son menos atractivas. Aunque compramos barato y vendemos caro, contamos con un grupo principal de empresas con vistas al largo plazo”. El Legg Mason ClearBridge US Aggressive Growth tuvo una rentabilidad del 12,70% en los últimos 12 meses, frente a una media de su categoría del 7,67%.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído