Panorama de inversión en 2012: los estrategas de las gestoras españolas responden


2012 será un año que ha de dar solución a problemas como la crisis del euro y que se verá marcado por un débil crecimiento económico en las economías desarrolladas, pero que también ofrecerá oportunidades de inversión. Estrategas, macroeconomistas, responsables de inversión de las principales gestoras españolas ofrecen a Funds People su visión sobre el escenario macroeconómico que caracterizará 2012.

Rafael Hurtado, responsable de inversiones de Popular Gestión. El año 2012 se va a caracterizar por un crecimiento económico débil, especialmente en Europa y en menor medida en los Estados Unidos. Además los asuntos relacionados con la deuda soberana continuarán de actualidad. En el lado positivo están las atractivas valoraciones de la renta variable, fundamentalmente la renta variable europea.

Josep Prats, director de Gestión de Renta Variable y Patrimonios de Ahorro Corporación. Transcurridos diez años sin peseta, tenemos que decidir, definitivamente, si queremos que el euro sea nuestra moneda definitiva. La evolución de los mercados durante 2011 ha puesto en duda la viabilidad del euro, debido a que las cuentas públicas de los países miembros del área de la moneda común, no están todo lo saneadas que sería recomendable. Sólo las dudas sobre la viabilidad de la moneda única pueden haber llevado las primas de riesgo soberano y las cotizaciones bursátiles a los niveles actuales, completamente irracionales si el euro no desaparece. El precio de la credibilidad del euro, que tiene que asentarse definitivamente en 2012, será un estancamiento de la actividad económica (y, por ende de los beneficios empresariales) en un contexto de presupuestos nacionales restrictivos. Bienvenido sea el crecimiento cero si se disipan las dudas sobre el futuro de la moneda única. Con moneda única duradera, y los beneficios empresariales actuales (o incluso un 30% inferiores), las bolsas europeas deben procurar rentabilidades positivas de dos dígitos. Y lo harán.

Cristina González Iregui, departamento de análisis macro de Santander Asset Management. En el año 2012 Europa se encaminará hacia una mayor disciplina y unidad fiscal, condiciones necesarias para restablecer la credibilidad de los gobiernos y para reducir las tensiones en los mercados financieros. Será otro año más de ajustes, que tendrán su impacto en la actividad económica. En este escenario de bajo crecimiento, los retornos esperados en renta variable son limitados, aunque las valoraciones son atractivas y el soporte del dividendo sigue presente. En cuanto a renta fija, la cautela es fundamental pero pueden presentarse oportunidades interesantes pues los diferenciales de deuda soberana deberían estrecharse a medida que se consolide una solución a la crisis. De igual manera, el crédito puede verse beneficiado por estos movimientos. Por último, los tipos de interés de referencia se mantendrán en niveles históricamente bajos durante todo el año y la moneda única permanecerá débil.

Invercaixa. 2012 será un año de menor crecimiento que 2011 con altas probabilidades de sufrir una recesión en la zona Euro, ralentización en China y otros emergentes y débil crecimiento económico en Estados Unidos. La consolidación fiscal en Europa supone una política económica pro-cíclica que se suma al desapalancamiento del sector privado que debilita el motor del consumo. En cuanto a los tipos de interés oficiales de bancos centrales la Reserva Federal ha reafirmado su intención de no modificarlos en todo el año, y en el caso de Europa se abre la posibilidad de que los veamos por primera vez por debajo del 1%, en función de la evolución de la crisis. Los tipos de interés de la deuda pública de los países periféricos Euro deberían tender a reducir los diferenciales contra la deuda alemana conforme se vaya poniendo de manifiesto el avance en la consolidación fiscal y el reforzamiento de los mecanismos de cooperación entre países de la zona euro. La deuda corporativa ofrece rendimientos atractivos que compensan el deterioro de la economía o la posible normalización de los tipos de interés de los gobiernos.

Alberto Espelosín, director de análisis de la Ibercaja Gestión. 2012 vendrá marcado por la misma volatilidad que hemos visto en 2.011 aunque pensamos que el año acabará en positivo apoyado en una reducción de la prima de riesgo que llevará a tener una expansión del PER aunque desde la pata de beneficios vemos un peor comportamiento debido a un escenario macro basado en la reducción de deuda y un menor dinamismo de la demanda privada. Las noticias de disciplina fiscal y consecución de objetivos de déficit en Europa serán muy positivas pero esperamos cierta presión hacia Estados Unidos en materia de reducción de deuda y sobre todo la última parte del año podría ser más volátil por las elecciones americanas. Con tipos de interés ultra bajos y con todavía altas rentabilidades por dividendo pensamos que la bolsa debería tener un mejor comportamiento en comparación a activos refugio tales como bonos alemanes y oro. No será un año fácil y sólo subiremos si somos cumplidores y austeros en materia fiscal y de deuda, probablemente aquellos países que no lo hagan pueden ver sus mercados en territorio muy negativo. Que la demanda interna no suba no será un factor que retraiga a las Bolsas ya que estas lo que necesitan es que los bonos de Italia y España vuelvan al 4% y sólo se conseguirá pasando una travesia por el desierto de la austeridad.

Miguel Artola, director de Inversiones de Bankinter Gestión de Activos. El entorno macroeconómico en Europa es bastante delicado, con una estimación de crecimiento del PIB en la zona euro muy cercano a cero debido a la contracción del crédito y con varios países del sur de europa de nuevo en recesión, sin haber llegado a salir de la crisis anterior. En otras zonas geográficas (EEUU y países emergentes) las dudas sobre el crecimiento también se producen, aunque sobre niveles positivos.Las fuertes caidas de las bolsas europeas han anticipado en buena medida este entorno macroeconómico, produciendo valoraciones muy atractivas para el medio/largo plazo, pero primero han de despejarse las graves dudas sobre la gobernanza del euro y el impacto de las políticas de recortes en las economías periféricas europeas y en los beneficios de sus empresas.

Mutuactivos. 2011 ha vuelto a ser un año negativo para los activos de riesgo, defraudando las expectativas que los inversores tenían a principios de año. La crisis de la deuda soberana que ha puesto en peligro la continuidad del proyecto europeo y la desaceleración económica a nivel mundial, principalmente en EEUU y en la Eurozona, hicieron que los inversores volvieran a buscar refugio en los activos considerados más seguros, fundamentalmente la deuda pública de países como EEUU y Alemania a pesar de su alta valoración. Pensamos que 2012 será un año más positivo para los mercados. Es cierto que el crecimiento que esperamos es bajo, con la Eurozona probablemente entrando en recesión a principios de año y los países emergentes con crecimientos más moderados, mientras que EEUU crecerá por debajo de potencial pero cerca del 2%. También pensamos que la crisis de la deuda de los países periféricos sólo se solventará en el largo plazo a medida que las políticas de ajuste fiscal vayan mostrando resultados positivos. Pero en este sentido creemos que la Eurozona ha mostrado su intención de permanecer unida y se han sentado las bases para una solución que consiga paliar la desconfianza sobre la deuda pública de algunos países y sobre el sistema financiero. Al mismo tiempo las políticas monetarias expansivas aplicadas por los principales bancos centrales harán que el inversor tenga que migrar sus carteras hacia activos que den más rentabilidad y estos flujos harán que 2012 sea un año positivo para activos que en 2011 se han visto penalizados por la aversión al riesgo que hemos vivido y cuyas ventas no siempre se han basado en criterios fundamentales.
 

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído