Países periféricos: un mundo de oportunidades para Franklin Templeton


Cuando la mayoría de los gestores mira a EEUU, Japón o los países emergentes, aún hay profesionales que creen que la crisis de deuda soberana ha abierto las puertas a las oportunidades en Europa. “Los países más excitantes son los de la periferia sur del continente”, afirma Edwin Lugo, gestor de Frankliin Global Advisers, convencido de que un escenario como el actual proporciona oportunidades únicas de hacer compras a precios muy atractivos. De hecho, asegura estar añadiendo posiciones en Grecia e Italia, y buscando opciones en España y Portugal, en firmas que puedan comprar a precios muy bajos para contar con un fuerte potencial de retorno.

Una estrategia que funcionó en 2008, uno de los periodos más críticos de la historia, cuando su fondo FTIF Franklin European Small-Mid Cap Growth batió al benchmark gracias a una visión de largo plazo y una estrategia de stock picking basada en el análisis fundamental que permite hacer apuestas concentradas (actualmente el fondo tiene 26 posiciones) y que limitan el riesgo bajista. “El perfil es de compañías de alta calidad que solemos mantener unos 4 años de media en cartera, con fuertes balances, poca deuda, generación e cash flow y que coticen a precios atractivos”, explica Lugo. Una estrategia en la que las valoraciones son las que determinan la alocación.

En este sentido, ganan atractivo los valores de los países del sur de Europa, con el añadido de que “muchas compañías comportan mucho menos riesgo que los Gobiernos”. Con respecto a España, considera que hay firmas muy competitivas, como Inditex. “Si cae el precio, será una oportunidad muy buena”, asegura.

Precio, calidad y claridad

Así, las tres claves de su estrategia son el precio (si bien advierten de que no todas las firmas que están baratas son de buena calidad), la calidad y la capacidad de entendimiento del negocio. Y todo, en un universo de compañías de pequeña capitalización (menos de 2.000 millones de euros) o mediana (entre 2.0000 y 8.000 millones). “Tenemos que estar en este segmento todo el tiempo, porque cada año es diferente”, explica Mike Clements, analista senior de Franklin Templeton Investmentes, haciendo referencia al mal comportamiento en 2008 y a su recuperación en 2009. “El crecimiento mayor está en la naturaleza de estas firmas de menor tamaño”, apostilla Lugo.

En cuanto a los sectores más atractivos, destacan industriales, con firmas como Schindler (“es la segunda firma del mundo en ascensores y tiene una ventaja competitiva de largo plazo, no sólo en compra sino también en mantenimiento”), así como consumo discrecional y financieras, centrándose especialmente en aseguradoras. Sin embargo, a Lugo no le gusta la energía, debido a que tiene un fuerte riesgo de bajada, más que potencial alcista. Otra empresa que le gusta es Carpetright, un fabricante británico de alfombras que, si bien cuenta con un negocio cíclico, se comporta bien en las recesiones.

Con estas premisas, su fondo de small y mid caps europeas ha logrado mejores retornos que su índice, con una volatilidad del 20% frente al 25% del benchmark. Su objetivo es lograr rentabilidades del 10% como mínimo, si bien en sus previsiones también contemplan los escenarios más adversos. El fondo es un producto long only que no usa derivados ni coberturas que podrían encarecer la inversión. Normalmente cuentan con entre 25 y 45 posiciones en cartera, pero actualmente son 26, aunque con expectativas de incrementarlas hasta 30. El portfolio está totalmente invertido y no utiliza el cash como cobertura, si bien ahora el porcentaje se sitúa entre un 6% y un 7%.

Con respecto a las divisas, estuvieron sobreponderados en la libra esterlina el año pasado y ahora vigilan las consecuencias de un euro fuerte.

Empresas

Lo más leído