P al cubo, la estrategia de inversión de Bankinter para el tercer trimestre de 2018


Las bolsas continúan siendo el mejor activo para invertir. Así lo creen desde Bankinter, donde aplican una estrategia de inversión denominada P al cubo, que consiste en interpreta los retrocesos en bolsa como una oportunidad y ante ello, se posicionan, perseveran y son pacientes.

El contexto macro, destacan, lleva al banco español a preferir la bolsa americana a la europea, “la cual, además, estará lastrada por las complicaciones políticas (ahora también en Alemania)”, contextualizan. En cuanto a EE.UU., piensan que la reforma fiscal y otros factores podrían elevar al alza sus estimaciones de PIB.

Alemania es para el equipo de analistas liderado por Ramón Forcada uno de los tres riesgos de cara al verano. Respecto a este problema, consideran que “Merkel encontrará una solución de compromiso para estabilizar su gobierno y el resto de fuerzas políticas antepondrán la perspectiva de estado a las cuestiones partidistas”.

Los otros dos riesgos son el alcance del proteccionismo y el petróleo. En cuanto al primer punto, opinan que “poco a poco se pondrá en evidencia que el proteccionismo se circunscribe principalmente a EE.UU./China, pero también que se endurecerá, dificultando el avance de las bolsas”. Por otro lado, piensan que “el petróleo se estabilizará en los próximos meses, reduciendo la presión sobre la inflación global y tranquilizando a los bancos centrales”

Finalmente, señala que el proceso de normalización será compatible con un ciclo expansivo largo. La perdida de vigor europea, según Forcada, debe considerarse como algo normal puesto que  los indicadores principales vienen de ritmos expansivos típicos de clímax… y un clímax es una etapa de duración corta que tiende a normalizarse. No obstante, las cifras del tercer trimestre determinarán si la desaceleración podría ser normal o insinuar algo más.

“No sólo no hay bases sólidas para dudar de la solidez del ciclo expansivo global, sino que insistimos en que estamos en una fase intermedia lejana del punto de agotamiento. Eso sí, la situación será dura hasta tal vez después del verano debido a las serias incertidumbres abiertas”, describen.

En este escenario, dentro de la renta variable, se decantan por el sector de consumo cíclico (especialmente lujo), tecnología, selectivamente industriales y bancos (americanos pero también europeos). También favorecen la inversión en fondos alternativos o asimilables.  

Para los próximos tres meses esperan un ciclo alcista, aunque indican que, a partir de ahora, se debe esperar de las bolsas rentabilidades simplemente suficientes o decentes, compatibles con unas rentabilidades de bonos que ganan atractivo en EE.UU. “Lo mismo que sucederá en Europa en unos dos años, aunque a una escala inferior”, añaden respecto a una normalización que consideran como buena.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído