¿Oportunismo o cautela? Postura a adoptar en el mercado americano tras la corrección


La bolsa americana es la única de entre los grandes índices que permanece en positivo en lo que va de año, pero no se libró de la corrección de las últimas semanas. Tras las elecciones de medio mandato el partido republicano de Donald Trump ha perdido fuerza en el Congreso y el país sigue discutiendo con China en materia comercial. En este contexto, ¿qué perspectivas tiene el inversor? Dos gestores de Amundi responden.  

Preocupa el estado de la economía americana tras casi una década de fuerte recuperación, pero, ¿de verdad hay riesgo de una recesión? De momento no es algo que contempla Andrew Acheson, director del equipo de gestión de renta variable US Growth de Amundi Pioneer Asset Management. Lo que sí ve claro es una desaceleración en 2019. “El riesgo real ahora es una escalada de la guerra comercial o un error de la Reserva Federal que llevase a una inversión de la curva”, comenta. Si llegase esa temida inversión, el gestor optaría por la cautela: “Estaríamos a 12 meses vista de una recesión”. Bradley Komenda, director adjunto de gestión investment grade de la gestora, opina en similar línea: “Si las tensiones comerciales se calman, seremos capaces de capear el temporal sin una recesión”. 

Ahora bien, una cosa es el estado de la economía y otra la del mercado. Aunque ambos se muestran positivos en el medio plazo, la reciente caída de los mercados no le ha abierto un apetito voraz por el riesgo. “La manera más segura de perder dinero es sobrepagar por un activo”, explica Acheson. Habla concretamente de los valores growth, los niños bonitos del mercado este año. Tener en cartera las FAANG ha sido decisivo en la primera mitad de año, pero ahora están en el epicentro de las caídas. “Es doloroso no tener en cartera los valores que más suben cuando todo el mundo está entrando en masa”, reconoce Acheson, pero es la clave cuando la marea cambia. 

Y seguiría estando cauto en esos valores americanos “ultra-growth”. No ve valoraciones  como en los años de la burbuja punto-com, pero sí las calificaría de “en punto crítico”. También se muestra reticente con el otro lado de la balanza, con el value profundo. Esas acciones profundamente cíclicas, de sectores como el energético, industrial o la banca, también están sufriendo actualmente. 

En la renta fija, Komenda tampoco está encontrando áreas a precios de derribo, incluso tras la corrección en el crédito. Afirma que en la cartera del Amundi Funds II - Pioneer US Dollar Aggregate apenas han hecho cambios estas semanas. “El único área donde vemos valoraciones atractivas es en el de compañías de midstream y de gas natural tras la gran deslocalización de precio que han sufrido”, explica. 

Empresas

Noticias relacionadas