Oportunidades en inmobiliarias europeas: el sector cotiza con un descuento del 20%


"Existen buenas razones para ser optimistas sobre las perspectivas de la evolución de las acciones de las compañías inmobiliarias, particularmente de Europa". Así al menos lo piensa Michael Lipsch, gestor senior de la cartera de real estate de ING Investment Management, al considerar que “las bajas valoraciones a las que cotizan estas empresas, unido a sus sólidos dividendos, hacen de esta clase de valores una interesante inversión”, más aún teniendo en cuenta la mejora que, según sus previsiones, experimentará el sector a lo largo de este año. 

 

En un informe sobre Investment View dado a conocer por la gestora holandesa, la firma señala que las incertidumbres en torno a la situación de la deuda griega, las implicaciones que esto conlleva para la estabilidad del euro y un endurecimiento de las condiciones de las condiciones de financiación por parte de las entidades financieras ha dejado a la mayoría de las compañías inmobiliarias europeas cotizando con un descuento promedio del orden del 20%. En este sentido, Lipsch apunta que la rentabilidad por dividendo ofrecida por esta clase de empresas podría aumentar hasta el entorno del 8% en 2012. 

 

Pese a ello, el gestor de ING IM cree que es importante “adaptar cuidadosamente las inversiones en función de cuál sea el activo”, optando preferiblemente por los más estables. “Muchos de estos mercados, sobre todo del sur de Europa, se enfrentan a graves problemas estructurales debido a la caída de la demanda, el recorte en el gasto público y el exceso de oferta, haciendo poco previsible una recuperación del mismo en el corto plazo”, asegura Lipsch. Otros, por el contrario, como el mercado de oficinas del centro y el oeste de Londres, siguen siendo atractivos ante lo que supone una oferta limitada. 

 

Puede consultar el informe completo descargándose el siguiente archivo: