Oportunidades en crédito, con Candriam


Tribuna de Paula Mercado, directora de Análisis de VDOS

El largo periodo de tipos de interés ultra bajos ha supuesto el acceso a capital a bajo pecio durante los últimos años. Conocer el pulso de este mercado de crédito acomodaticio es un indicador importante de donde estamos en el ciclo económico. Si bien no es un mercado con perspectivas negativas para 2018, ciertamente hay algunas áreas que han de observarse atentamente para poder reconocer las señales indicativas del cambio en el ciclo económico en los años próximos.

Pero las oportunidades siempre pueden encontrarse en este mercado para obtener un resultado superior, tal como demuestra la evolución del fondo CANDRIAM BONDS CREDIT OPPORTUNITIES que en su clase I de capitalización en euros terminaba 2017 con una revalorización de 2,12 por ciento y es el segundo con mejor comportamiento de su categoría en 2018.

Es un fondo de crédito flexible y global, con sesgo a high yield, que puede invertir tanto en deuda con grado de inversión como deuda de alto rendimiento de manera global (Europa y Estados Unidos). La cartera del tondo tiene exposición  al  sector  privado  y  al  mercado  internacional  de  renta  fija, con el objetivo de  obtener rendimientos  atractivos  de  la  deuda  de  empresas  con  alto  riesgo  crediticio. 

Invierte  sobre  todo  en  renta  fija  e  instrumentos  derivados emitidos por empresas con una calificación superior a B-/B3. Puede invertir en productos derivados (de divisas, volatilidad, tipos de interés o deuda) de cara a una gestión eficaz de la cartera, como instrumento de cobertura o exposición.

Está gestionado por un equipo formado por 9 profesionales integrantes del Equipo de High Yield y Arbitraje de Crédito, localizado en París. Los  tres  gestores  principales, Philippe Noyard,  Patrick Zeenni y  Nicolas Jullien, llevan a cargo del fondo desde su lanzamiento a finales de 2009.

Philippe Noyard es Director de High Yield y Arbitraje de Crédito desde 2005, habiéndose incorporado a Candriam en 1989 como Director de Gestión de High Yield, de donde pasó en 1999 a ser Director de Gestión de High Yield y Leveraged Loans. Con anterioridad fue Gestor de Carteras en Neuflize Schlumberger Mallet. Es Master en Economía y Finanzas y en Finanzas y en Gestión de Patrimonio por la Universidad francesa de Clermont-Ferrand.

Los gestores del fondo buscan aprovechar las oportunidades existentes en el crédito corporativo a nivel global, pero sin asumir toda la direccionalidad y riesgos de una inversión tradicional en crédito. Para alcanzar este objetivo, el fondo combina dos patas: una primera parte, que al menos representa el 50 por ciento de la cartera, es la pata de corto plazo con una  duración inferior a dos años. Una segunda pata oportunista es utilizada por los gestores para poder aplicar estrategias direccionales de alta convicción y con mayor duración, así como estrategias de valor relativo.

Estas dos patas se combinan con una cobertura dinámica de los riesgos de cola, de tal manera que siempre hay coberturas parciales sobre el crédito, la volatilidad y los tipos de interés. Estas coberturas se implementarán en cartera en función de la visión y del posicionamiento del equipo gestor. De tal manera que, cuando el fondo tiene un componente más direccional - porque la visión sobre el crédito es positiva - el fondo incorpora más de dichas coberturas. De manera contraria, cuando el producto está posicionado de manera muy defensiva (calificaciones de mayor calidad o duración menor) porque el equipo tiene una visión más negativa sobre el mercado de crédito, la necesidad de coberturas disminuye.

A tres años el fondo ha conseguido generar una rentabilidad similar a la del high yield europeo y superior a la del high yield global en euros, pero con la mitad de la volatilidad y con un tercio aproximadamente de las caídas máximas.

CANDRIAM BONDS CREDIT OPPORTUNITIES es un fondo de crédito long short, pero con un sesgo largo. Tiene un objetivo de rentabilidad de entre 3 y 5 por ciento, con una volatilidad inferior al 5 por ciento. El fondo puede asignar entre el 50 y el 100 por ciento de la cartera a exposiciones largas en crédito (tanto bonos como CDS), con una duración inferior a dos años, y después puede asignar entre el 0 y el 50 por ciento de la cartera a inversiones oportunistas, mediante la combinación de posiciones cortas y largas que se gestionan activamente y sin restricciones de duración. La primera parte de la cartera está destinada a que el fondo mantenga una beta baja, mientras que con la segunda se busca generar alfa.

La cartera incluye entre sus mayores posiciones emisiones de Synlab Bon 6.25% 01/07/22 EUR (2,61%) Dufry Fina 4.5% 01/08/23 EUR (2,52%) Gas Natural 4.125% PERP EUR (2,52%) DOLLAR TRE 5.75% 01/03/23 USD (2,28%) y 1011778 BC 4.625% 15/01/22 (2,14%). Por país, Estados Unidos (25%) Francia (7%) Reino Unido (6%) Alemania (5%) y España (5%) representan las mayores ponderaciones en la cartera del fondo, mientras que por calificación corresponden a BB- (20,23%) BB+ (18,56%) BB (15,27%) B+ (3,79%) y CCC+ (2,77%). Por sector, Productos de Consumo No Básico (20,04%) Materias Primas (13,70%) Industria (7,65%) Consumo Básico (7,12%) y Sanidad (5,93%) son los de mayor ponderación en la cartera del fondo.

La historia de rentabilidades del fondo lo posiciona entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2018, batiendo al índice de su categoría VDOS de Deuda Privada Global, durante 2015 y 2017. A tres años, registra un reducido dato de volatilidad de 1,70 por ciento, que se reduce hasta 0,72 por ciento a un año, lo que lo posiciona en el grupo de los mejores por este concepto, en el quintil cinco. En este último periodo, su Sharpe es de 3,23 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 2,38 por ciento.

La suscripción de la clase I de capitalización en euros del fondo requiere una aportación mínima de 250.000 euros, aplicando a sus suscriptores una comisión fija de hasta 0,50 por ciento. Aplica asimismo una comisión variable de 20 por ciento sobre resultados positivos del fondo respecto a su índice de referencia, Eonia Capitalised. El fondo cuenta también con una clase R para el inversor individual, que no requiere una aportación mínima. Globalmente, cuenta con un patrimonio bajo gestión de 1.963 millones de euros.

La visión del equipo sobre el crédito sigue siendo positiva. En cuanto a los fundamentales, estiman que tanto la macro como la microeconomía acompañarán en 2018. En lo que a la macro se refiere, esperan un crecimiento sincronizado a nivel mundial, con baja inflación y moderación en subidas de tipos y retiradas de estímulos, por parte de los bancos centrales.

Por lo que respecta a la micro, su estimación es que los balances de las compañías, sobre todo en Europa, se encuentran saneados y no ha comenzado aún una fase de apalancamiento como la vivida antes de la crisis. Las tasas de impago se encuentran en niveles muy bajos, y al menos en Europa, y de manera agregada no se espera un cambio sustancial al respecto. Los beneficios empresariales se mantendrán o crecerán de manera agregada sirviendo también de soporte para el repago de los bonos.

Por la parte de los spreads, no esperan contracciones adicionales. Si bien la existencia de un mercado primario activo, así como emisores que consigan alcanzar la calificación de grado de inversión y abandonen la categoría, junto con los reembolsos que lleguen hasta vencimiento, provocarán una menor direccionalidad y una mayor dispersión. Este entorno será propicio para gestores activos como los de este fondo y sobre todo para un fondo flexible como el CANDRIAM BONDS CREDIT OPPORTUNITIES. Consideran por tanto que será un año de menos beta y más alfa.

Además del riesgo idiosincrático asociado a emisores específicos, que intentan evitar, o de los riesgos globales que se puedan ir dando durante el año (ej. Geopolítica) el equipo está bastante cauto en cuanto a la duración. En este sentido, con datos a 8 de febrero de 2018, la duración del fondo se encuentra en niveles de 0,53 años.

Por su positiva evolución por rentabilidad y su controlada volatilidad en el último periodo de tres años, CANDRIAM BONDS CREDIT OPPORTUNITIES obtiene la calificación de cinco estrellas de VDOS.

Para información más detallada, ver ficha adjunta a continuación.

CANDRIAM_BONDS_CREDIT_OPPORTUNITIES_15_Febrero_2018

Archivos adjuntos

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído