Oportunidades de inversión para los gestores value españoles


El término value ha experimentado una mutación en los últimos años. Ya no solo se invierte en compañías pequeñas o medianas sino que gigantes como Facebook o Alphabet también tienen cabida en estas carteras. El debate sobre qué es gestión value ha estado candente durante la Morningstar Investment Conference 2019, con una conclusión clara para todos: el value es un saco muy grande, pero lo importante es comprar buenas compañías que estén infravaloradas por el mercado.

Al final es comprar barato y lo demás son modas. El mundo podrá cambiar pero una métrica de valoración no”, ha asegurado Jesús Domínguez, consejero delegado de Valentum. Un punto de vista que también comparte Iván Martín, director de inversión de Magallanes Value Investors: “Nuestras carteras mutan y evolucionan, cuando iniciamos Magallanes hace cinco años teníamos una cartera muy diferente a la de ahora”.

Ahora bien, en el contexto actual ¿dónde encuentran las oportunidades de inversión? Javier Ruíz, director de inversiones de Horos, confiesa que tienen una parte importante de la cartera en “compañías cíclicas especialmente vinculadas con materias primas y compañías pequeñas ilíquidas, especialmente cotizadas en Hong Kong”. Por su parte, Domínguez cuenta que, desde hace un año, su temática son los valores pequeños: “Siempre hemos tenido esta tendencia pero desde hace un año se ha ido acentuando. Está saliendo dinero de la renta variable y, al final, las compañías más penalizadas en esos escenarios son las pequeñas, cuyos precios de cotización no reflejan sus fundamentales. Hemos aumentado el número de compañías que tenemos en el fondo, desde unas 20 hasta las 30 actualmente”.

Por su parte, la cartera de Magallanes tiene “más que nunca ideas por ciclo, porque es lo menos querido ahora por el mercado, asegura Martín, que además confiesa que “las ideas que mejor nos han funcionado son las que nadie nos ha dicho”. Encuentra algo positivo de la nueva normativa europea sobre instrumentos financieros MiFID II: “Hace que no sea rentable cubrir pequeños valores, lo que hace que ahora estas compañías sean un buen caladero si eres capaz de aguantar el tipo a corto plazo”, añade al respecto.

Compañías olvidadas ¿para siempre?

Normalmente este tipo de compañías están fuera del radar del mercado pero, ¿puede ser esto también una desventaja para le gestor de un fondo porque el mercado nunca llegue a reconocer su valor? Para Martín, “la eficiencia se solventa con el horizonte temporal. No hay compañía barata que dure un ciclo”.

Una opinión que comparte Domínguez, que tampoco está preocupado por el comportamiento de las estrategias value en el último año: “El value está más penalizado porque está concentrado en cosas más pequeñas, que son las que más sufren. También por los valores cíclicos. Es una cuestión de paciencia”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente