Tags: ETF |

Oportunidades de inversión con los ETF inversos


Juan San Pío, responsable de ventas institucionales de Lyxor ETFs en España y Portugal Los llamados ETF de estrategia serían aquellos ETF que replican índices que incorporan en su cálculo diversas estrategias como pueden ser los índices apalancados, inversos, índices calculados con un componente opcional, y cualquier metodología fundamental o cuantitativa que intente optimizar un índice ya existente.



En Europa los ETF de estrategia tienen más de 3.000 millones de euros bajo gestión. Teniendo en cuenta los más de 115.000 millones de euros gestionados por ETF en general, no ocupan las preferencias mayoritarias de los inversores frente a índices tradicionales de renta fija o renta variable.

No obstante, el crecimiento obtenido por estos ETF en los últimos meses prueba un interés cada vez mayor por parte de los inversores, sobre todo en los ETF inversos, que a día de hoy suponen más de un 80% de los AuM de los ETF de estrategia.

Es cierto que este interés por los ETF inversos ha coincidido con una etapa fuertemente bajista en los mercados, como es lógico. Para aquellos inversores que hubiesen tenido claro que nos enfrentábamos a tiempos difíciles, los inversos han sido una excelente alternativa de inversión.

Por ejemplo durante 2008, el índice SG Short Strategy Europe (índice inverso basado en el DJ Stoxx 600) obtuvo una rentabilidad positiva del 67,86%, mientras que el índice largo cuyo inverso replica cayó un 46% (la diferencia entre el índice largo y el inverso se debe a que el índice inverso nos da el movimiento contrario diario del índice largo; al comparar periodos de tiempo más largos, los porcentajes diarios de subida o bajada se aplican sobre bases distintas, ya que desde el primer día se mueven en sentido opuesto)

De este modo, se observa cómo la opción de invertir en un ETF inverso en tendencias continuadas bajistas se presenta como una gran oportunidad para aprovecharse de esta situación con la misma liquidez, transparencia y facilidad operativa que supone invertir en cualquier ETF.

De hecho, los inversores más afortunados durante este periodo no se plantearon otras alternativas que no fuesen depósitos y cuentas remuneradas, lógico, dados los niveles de remuneración de estos activos y con la que estaba cayendo….

Pero el que hubiese estado además invertido en un ETF inverso hubiese obtenido retornos equivalentes, o incluso superiores, a las caídas del mercado.

Una buena decisión de inversión para los que vieron este mercado bajista, fue NO ESTAR, pero sin duda la mejor alternativa hubiese sido ESTAR en un INVERSO.

Pero parece que el mercado se recupera, y el optimismo con él. Es entonces cuando un ETF inverso puede parecer un mal augurio, y en este sentido es importante utilizar estos ETF de una manera mucho más activa y dinámica y no como elemento estratégico en una cartera, mas bien táctico. Con esto quiero decir que mantener un ETF inverso en cartera en un mercado alcista es obviamente una mala decisión, pero en un mercado alcista igualmente tendremos correcciones que serán más o menos duras, y que a través de un ETF inverso se transformarán en oportunidades claras de inversión.

Por lo tanto, siempre el mercado, independientemente del ciclo que estemos viviendo, va a dar oportunidades a una estrategia bajista, únicamente habrá que identificar y analizar si estamos ante correcciones en un mercado al alza o caídas sostenidas en mercados bajistas, y así aprovecharnos de una manera eficiente de este tipo de activo, único por sus características, ya que tenemos que recordar que a todos los efectos estamos comprando una participación de un producto regulado UCIT III, fondo de inversión con la liquidez, transparencia y flexibilidad propia de los ETF.

Empresas

Lo más leído