Omega lanza el Scent Inversión Libre, un fondo que invierte en los mejores gestores de fondos hedge


Omega Gestión de Inversiones continúa con su apuesta por la gestión alternativa. En este caso, a través de un nuevo lanzamiento, tercer fondo de inversión libre de la entidad, que ya cuenta con más de 200 millones de euros de patrimonio entre todos sus vehículos. La firma registra en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el Scent Inversión Libre, “un fondo concretado que invierte en los mejores gestores de fondos hedge en nuestra opinión”, señalan desde la entidad.

Las características comunes de los productos a incluir en cartera son que estos tengan más de 10 años de historia, que sus gestores tengan una parte importante de su patrimonio invertido en el fondo y que hayan sido capaces de generar retornos consistentes de dos dígitos, concretan desde la gestora. La mayoría de ellos, añaden, tienen condiciones de liquidez exigentes, de ahí que el nuevo fondo lanzado por el grupo tenga liquidez trimestral.

Según explica el folleto informativo del fondo de inversión libre, se trata de un fondo global y multiestrategia que busca conseguir rendimientos absolutos a largo plazo, mediante la utilización de forma indirecta (a través de IIC) de técnicas de gestión alternativa.

Se estima que la volatilidad del mismo será del 15% anual y que su objetivo de rentabilidad media anual no garantizada esté entre el 9% y el 12%, con una pérdida máxima mensual (VaR) no superior al 8% con un nivel de confianza del 95%.

Para alcanzar estos objetivos, el fondo implementará dos estrategias de inversión: la inversión en otras IIC de gestión alternativa y, por otra, la inversión directa en activos financieros (renta fija y renta variable).

Inversión en otras IIC de gestión alternativa

Este vehículo invertirá desde la mitad hasta la totalidad de su patrimonio en IIC de inversión libre y tradicional, nacionales y extranjeras, prioritariamente de gestión alternativa y minoritariamente con políticas de inversión tradicional, pertenecientes o no al grupo de la gestora, domiciliadas en la OCDE, o gestionadas por gestores sujetos a supervisión en un país de la OCDE.

La selección de las mismas, será realizada por la propia gestora e incluye tanto IIC e IICIICIL, como fondos que invierten principalmente en otro fondo (fondos feeder).

Las estrategias que se van a implementar son: valor relativo, eventos corporativos, global marco y long/short. En cuanto a estas no existe un número mínimo ni un porcentaje predeterminado de inversión en cada una de ellas ya que el objetivo del fondo, como apunta la gestora, es seleccionar los mejores gestores, independientemente de la estrategia que implementen. Por tanto, podrán invertir en entre 3 y 10 IIC, y, extraordinariamente, hasta un 70% en una misma IIC, no predeterminada, en situaciones puntuales de reajuste de la cartera.

Inversión directa

En la parte restante que no esté en otras IIC, podrá tomar exposición a activos financieros cotizados en la OCDE (acciones y títulos de renta fija), respetando los principios de liquidez, diversificación del riesgo y transparencia, y tratando de identificar oportunidades de inversión acordes con el objetivo de gestión descrito.

Por otra parte, no existe objetivo predeterminado ni límites máximos en cuanto a la distribución de activos por tipo de emisor, ni por rating, ni duración, ni por capitalización bursátil, ni por divisa, ni por sector económico, ni por países. Incluso, podrá invertir hasta un 100% en países emergentes y que su exposición al riesgo de divisa alcance el 100%.

El fondo utilizará instrumentos financieros derivados, con la finalidad de cobertura como de inversión. Se exigirá un rating mínimo de A- (S&P) o A3 (Moody ́s) a las contrapartidas OTC. La exposición máxima del fondo a activos subyacentes será del 200% del patrimonio. El endeudamiento máximo será del 50% del patrimonio, y se usará con el objetivo de gestionar la liquidez, facilitar suscripciones y reembolsos o aprovechar determinadas oportunidades de inversión.

Comisión de gestión y mínimo de inversión

El mínimo de inversión se establece en los 50.000 euros, salvo para clientes profesionales en los términos establecidos por la Ley de Mercado de Valores. La comisión de gestión aplicada directamente al fondo es del 4% - porcentaje anual máximo soportado indirectamente por el fondo como consecuencia de la inversión en IIC- y la del depositario del 1%. 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído