Ojo con la tecnología: no es la solución mágica para la industria española de gestión de activos


La tecnología está cambiando la forma en la que los inversores gestionan su situación financiera y toman sus decisiones. El uso creciente de recursos electrónicos que ofrecen información, de aplicaciones que ayudan a gestionar el dinero y de productos que invierten el capital basándose en algoritmos y no en el criterio humano está cambiando de forma radical el mundo de la inversión y las finanzas personales. Pero… ¿debería la industria confiar a la tecnología el futuro del negocio? La segunda oleada del Global Investment Survey, la encuesta anual sobre tendencias de inversión que elabora Legg Mason Global AM, demuestra que no.

Los resultados de la encuesta reflejan claramente que, aunque los inversores se muestran cada vez más abiertos a la tecnología, aún dan importancia al factor humano. Quieren saber que hay una persona detrás de la máquina, que les guía en el proceso y les proporciona el servicio al cliente que una máquina nunca podrá ofrecer, lo que invita a pensar que la tecnología no es la solución mágica para la industria de gestión de activos.

Y no lo es porque –según el estudio, que analiza el papel que juegan las nuevas tecnologías en las finanzas personales de los españoles, con especial foco en el proceso de toma de decisiones de inversión- la mayoría de los inversores europeos y estadounidenses cree que “el servicio de atención al cliente es importante y nunca podrá ser sustituido por la tecnología”. De hecho, la mayor parte de las 15.300 personas de 17 países diferentes (900 de ellas en España) que respondieron a la encuesta reconocen que la tecnología es una herramienta estupenda, aunque les gusta saber que hay un experto detrás que les guía en el proceso.

El caso de los inversores españoles

A pesar del creciente papel que juega Internet, el “cara a cara” sigue siendo el canal preferido por los inversores españoles. La mayoría de los españoles elige “hablar con un profesional cara a cara” como fuente de información preferida a la hora de buscar información sobre ahorros e inversiones personales a largo plazo (entendidas como aquellas mantenidas durante más de 10 años). El 73% de los encuestados en España eligieron “en persona” como primera opción de contacto con su banco, el 40% con su aseguradora/plan de pensiones, el 43% con su asesor financiero/gestor de inversiones y el 38% con su gestora de activos/proveedora de fondos.

Los inversores españoles son los europeos que más cómodos se sienten tomando decisiones de inversión basadas en asesoramiento financiero profesional (El 92% afirma sentirse “muy” o “algo” cómodo, 8 puntos porcentuales más que la media europea). “Empezar a invertir" (20%) fue el motivo más común que impulsó a los inversores españoles a usar por primera vez los servicios de un asesor financiero profesional, seguido por “invertir en un producto determinado” (13%) y “alcanzar una cierta edad” (12%). Puede consultar los resultados completos de la encuesta en España a través del siguiente enlace.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído