Ojo a los beneficios empresariales: "Hay posibilidad de más recortes"


“Las acciones siguen baratas en relación con la deuda pública, pero en precio/beneficios y precio/ventas ajustados cíclicamente las valoraciones parecen, como mínimo, ajustadas. Además, los márgenes empresariales siguen por encima de la media y es anormalmente alto que hayan representado el 80% del crecimiento de los beneficios los últimos tres años, lo que no puede sostenerse durante mucho más tiempo. Por tanto, hay posibilidades de más recortes de previsión de beneficios. Nuestro modelo sugiere que pueden crecer alrededor del 5% los próximos 12 meses frente al 9,5% del consenso”.

Según explican Olivier Ginguené, director de estrategia (en la imagen) y Luca Paolini, estratega jefe de Pictet Asset Management, Japón sigue siendo el más atractivo de los principales bolsas, mercado al que sobrepondera desde noviembre. “Las acciones japonesas siguen baratas en relación con la renta variable mundial. Esto ha sido así durante los dos últimos años. Además, la depreciación del yen puede impulsar a sus grandes exportadores, especialmente fabricantes de automóviles y tecnología, mucho más competitiva respecto a sus rivales coreanos”, afirman desde la entidad. Cabe recordar que el yen ha caído un 20% con respecto al won coreano desde junio.

En Pictet AM siguen neutrales en mercados emergentes, aunque hay caso para una posición más constructiva. “La actividad económica está tomando impulso, especialmente en China, con recuperación de beneficios empresariales a medida que se aplican reducciones de costes. Además, las acciones más cíclicas han comenzado a superar a las defensivas, una señal alcista, aunque los cíclicos seguirán cotizando con importante descuento”. También continúan neutrales en acciones americanas, que parecen bien valoradas a medio y largo plazo, aunque las perspectivas a corto plazo siguen rehenes de los acontecimientos políticos. “Sin embargo, estamos cortos en acciones europeas”.

La eurozona sigue en recesión suave y los principales indicadores de Pictet AM apuntan a mayor divergencia entre países del núcleo y periféricos durante la primera parte de 2013, con Alemania recobrando impulso pero España contrayéndose a un ritmo más rápido. “Aunque los costes de financiación para Italia y España han descendido a niveles más manejables, los riesgos políticos siguen altos. De hecho, las encuestas indican que es poco probable un Gobierno fuerte reformista en Italia tras las elecciones. Así, esperamos que el BCE recorte los tipos en el primer trimestre, proporcionando intereses negativos a los depósitos bancarios el primer semestre”, señalan.

Señales negativas en sentimiento y positivas en liquidez

“Nuestras lecturas de sentimiento también contienen señales negativas para las clases de activos más arriesgadas, ya que los inversores se han vuelto demasiado complacientes y el coste de cobertura contra el riesgo de caída se ha reducido hasta niveles históricos en acciones y renta fija, aunque las entradas de capital en acciones han sido en general limitadas”. Según la gestora, los indicadores de liquidez sugieren que las clases de activos de más riesgo pueden generar rentabilidad adicional, pues el exceso de liquidez –diferencia entre tasa de crecimiento anual de la oferta monetaria y de crecimiento de la producción industrial- implica expansión de precios-beneficios.

Sobreponderacion en sectores defensivos

Por sectores, en la gestora mantienen la estrategia iniciada a finales de 2012 –sobrepeso en sectores baratos cíclico (tecnología de la información) y defensivos, como consumo discrecional, pues en Estados Unidos la disminución de la inflación, rebote de la vivienda y decente crecimiento de empleo deben ayudar. “Además, seguimos sobreponderando marginalmente energía, sector barato con atractiva rentabilidad por dividendo. Sin embargo, nuestras mayores infraponderaciones son en finanzas, industriales y telecomunicaciones”, reconocen.

Deuda de emergentes en moneda local y de alta rentabilidad

Con la aceleración de la flexibilización monetaria en Estados Unidos y Japón, en Pictet AM creen que se mantiene el atractivo de la deuda de alta rentabilidad y emergente. “La deuda soberana de mercados emergentes parece particularmente atractiva dado que el diferencial con países desarrollados se ha ampliado un 5% en 2012, lo que debe proporcionar fuerte apoyo a estas monedas, razón por la que estamos a favor de denominaciones en moneda local. Por su parte, la renta fija de alta rentabilidad tiene valoración atractiva y conviene sobreponderarla”, aseveran.

Según explican desde la gestora, los diferenciales de tipos de interés continúan ofreciendo una amplia compensación contra el riesgo de impago, cuya tasa en mercados europeos está por debajo de la media y es improbable suba a medio plazo, pues muchas empresas han logrado extender vencimientos, con altos niveles de efectivo. “Aunque los ratios de apalancamiento hayan comenzado a subir en conjunto, pues las emisiones han sido fuertes, este incremento viene de un nivel muy bajo y no es todavía motivo de preocupación. Además, la demanda probablemente siga alta entre pequeños inversores en busca de rentabilidad adicional”.

Noticias relacionadas

Lo más leído