Oddo AM registrará su fondo de convertibles sobre materias primas en España


Oddo AM registrará en España su fondo de convertibles sobre materias primas, Oddo Commodities Convertibles, una vez se apruebe UCTIS IV. El producto, una de las mayores apuestas de la gestora francesa de cara a un escenario en el que las perspectivas para las materias primas son positivas a largo plazo pero dudosas a corto, fue lanzado en septiembre de 2008, casi coincidiendo con la quiebra de Lehman Brothers, una prueba de fuego extrema que superó con éxito. 

Así, el fondo tiene como objetivo ofrecer exposición prudente y defensiva a las materias primas pero con una volatilidad inferior a la del mercado de acciones sobre materias primas, que actualmente se sitúa en aproximadamente un 10%, un cuarto de la del mercado. Puede ser interesante para clientes privados que en el pasado se equivocaron con sus decisiones de asignación de activos y ahora quieren entrar en commodities pero sin pagar el precio de una elevada volatilidad.

“Las materias primas cuentan con gran potencial, pues en diez años la población mundial habrá aumentado considerablemente y los países emergentes necesitarán este activo para construir las infraestructuras necesarias. Sin embargo, es difícil encontrar un buen punto de entrada, pues incluso apostando por la misma materia prima a través de diferentes activos como renta variable o exposición física, la evolución puede ser distinta”, explica Muriel Blanchier, una de las tres gestoras de convertibles de Oddo AM. El equipo también está formado por dos analistas, claves para analizar principalmente las emisiones sin calificación, que suponen el 52% de la cartera y representan el lugar donde radican las oportunidades más atractivas en términos de valoraciones.

De ahí que, a través de los convertibles, pueda jugar la historia de las acciones de compañías relacionadas con materias primas pero también tener exposición física a través de opciones de futuros sobre índices. De hecho, en su cartera utiliza tres fórmulas para lograr dicha exposición: la primera son bonos convertibles tradicionales; la segunda, a través de la compra de la opción call sobre la acción más la compra del bono corporativo con el mismo vencimiento, y la tercera, con la compra de una opción sobre el índice de materias primas más un bono gubernamental con el mismo vencimiento que recrea la parte de renta fija del convertible. Actualmente, la cartera, al considerar el equipo de Oddo AM que hay infravaloración en renta variable, está sesgada hacia el lado de las acciones, con un 72% de las posiciones, mientras el 15% está en el índice de materias primas y el 13% en liquidez, un importante colchón para protegerse contra potenciales correcciones a corto plazo.

Por sectores, Blanchier es neutral con los metales preciosos (10% de la cartera) y positiva con la energía (31%), especialmente con el carbón si bien se muestra neutral con el petróleo, que se debate entre la positiva historia de fusiones y la negativa de riesgos geopolíticos. Con respecto a energías alternativas, tiene algunas posiciones en la española Abengoa, si bien confiesa dudar ante cuál será la tecnología ganadora de futuro. También es positiva con los metales industriales (31%) como el cobre, el zinc y el acero.

En su universo prescinde de materias primas agrícolas o ganaderas porque requieren un análisis distinto y porque quiere estar lejos de la especulación en el mercado alimenticio. La delta de la cartera puede llegar al 100%, pero actualmente se encuentra en torno al 52%.

Noticias relacionadas

Lo más leído