Ocho de cada 10 fondos de retorno absoluto europeos perdieron dinero en agosto


El escepticismo que algunos gestores europeos sienten sobre la capacidad de los fondos de retorno absoluto de lograr sus objetivos ha sido reivindicado recientemente, pues en las tres primeras semanas de agosto ocho de cada 10 productos europeos de este tipo perdieron dinero en un entorno de mercado volátil y complicado. Según publica Global Pensions, la pérdida media del 2,5% de estos fondos en Europa fue sin embargo menos severa que las caídas de doble dígito vividas en los mercados. 

Con todo, a pesar de esas menores caídas los expertos se preguntan si la categoría de fondos merece o se corresponde con el nombre que lleva. Así, un informe de Fitch sugiere que, al menos en agosto, la respuesta es negativa: sobre el objetivo de inversión de estos fondos, que consiste en ofrecer retornos positivos en todas las condiciones de mercado, la agencia afirma el 79% falló en agosto y el sector ha perdido el 3,5% de las inversiones de sus clientes en lo que va de año. Así, el 77% está en negativo en lo que va de año y el 85% ha obtenido una menor rentabilidad que la liquidez.

“Los retornos negativos llaman la atención en los fondos de retorno absoluto, que buscan batir los retornos del cash”, dice Fitch.  Y es que los gestores no fueron lo suficientemente defensivos en agosto según la agencia, posiblemente porque los presupuestos de riesgo eran demasiado altos y las posiciones en liquidez demasiado bajas o quizá porque los gestores “no tuvieron la habilidad de adaptar rápido sus carteras a las cambiantes condiciones de mercado durante el periodo vacacional”, comenta. Otra de las razones es que las coberturas de estos fondos fueran insuficientes, inexistentes o fallidas o que las posiciones cortas o de valor relativo no fueran coberturas suficientes.

Por todo ello, Fitch considera que el mes de agosto es “el mayor test desde la caída de Lehman Brothers para que los fondos de retorno absoluto y los productos multiactivos flexibles logren sus objetivos”. “No todos los fondos europeos de retorno absoluto logran preservar capital en lo que va de año y la amplia rentabilidad negativa de agosto ha amplificado las caídas ya existentes a finales de julio”, añade la agencia. Para Fitch, la reparación de las caídas a medio y largop lazo será “un gran reto” para los gestores y podría animar a entrar en activos de mayor riesgo o nuevas clases de activos. 

Según la agencia, los fondos con peor comportamiento acabarán saliendo del mercado, en la medida en que los inversores discriminarán en función de los resultados. Por el contrario, lo que han pasado el test del mes de agosto se beneficiarán de nuevos flujos de entrada. Otro de los retos que apunta Fitch es la gestión de las suscripciones y reembolsos sin la distorsión de la rentabilidad en difíciles momentos de mercado. 

Fitch también señala la pérdida del 7,6% en las tres primeras semanas de agosto de los fondos flexibles, aquellos cuya cartera varía entre renta variable y fija dependiendo de las condiciones de mercado. Pierden casi el 9% en lo que va de año. La agencia señala, con todo, que los fondos flexibles lograron evitar el 70% de las caídas de agosto, de media, y la mitad de las carteras han batido la rentabilidad de los fondos mixtos en lo que va de año.