Nunca antes los gestores lo tenían tan claro: estar largos de tecnológicas estadounidenses, el posicionamiento más saturado


Tres de cada cuatro gestores tiene claro que la apuesta más saturada del momento es estar largos tecnológicas estadounidenses y acciones growth. Y es la lectura más alta en toda el histórico de la Encuesta a Gestores de BofA. Es decir, que nunca antes los profesionales habían estado tan de acuerdo en el posicionamiento más abarrotado. Según la encuesta de julio, la asignación de activos se mantiene firme en las mismas ideas que han predominado desde meses: largos sectores como el de salud y las tecnológicas, activos estadounidenses, liquidez y bonos. Por el contrario, siguen infraponderando las energéticas, activos británicos, la banca y los industriales.

Screen_Shot_2020-07-14_at_12

Dicho lo cual, hay dos cambios notables en el último mes: un gran salto hacia renta variable europea y materiales. Como se refleja en el gráfico siguiente, el mayor incremento entre el mes pasado y este se ha dado en los activos de la zona euro, según identifican desde BofA, en respuesta a mayores estímulos fiscales en Europa. También sube el posicionamiento en el sector de materiales y se refuerzan los clásicos salud y tecnología. Notablemente, las materias primas y los emergentes vuelven a estar en el radar. Donde persisten las salidas es en el value frente al growth y la banca.  

Screen_Shot_2020-07-14_at_12Aun con estos movimientos tácticos, la realidad es que el sentimiento inversor sigue cauto. O al menos así lo refleja la liquidez en las carteras. De hecho, en el mes repuntó ligeramente: del 4,7% al 4,9%. Sigue lejos de los máximos de abril y mayo, pero aun así alto frente a la media histórica a 10 años. Por cuarto mes consecutivo el mayor riesgo que identifican los gestores es una segunda oleada del COVID-19.

Screen_Shot_2020-07-14_at_13Curiosamente, hay un cambio de tendencia entre inversores institucionales y los retail. La caja en los fondos retail sigue siendo más alta, del 4,8%, pero está bajando. Entre los institucionales la media es del 4%, pero está subiendo estos meses.

Screen_Shot_2020-07-14_at_13Hay cautela, que no pesimismo extremo. Quizás un medidor más relevante de las previsiones macroeconómicos sean las expectativas de una recuperación temprana frente a las de una recesión. Y el cambio de ánimos se ve muy bien a continuación. Un 24% cree que la economía se encuentra ya en un ciclo temprano, un repunte desde el 16% que así lo afirmaban el mes pasado. Por el contrario, ya solo un 62% diría que estamos en una recesión; menos que el 72% que lo sostenía el mes pasado.

Screen_Shot_2020-07-14_at_13

Noticias relacionadas

Lo más leído