Nuevos requisitos para los informes trimestrales


La CNMV va a endurecer las obligaciones que tienen las gestoras a la hora de informar a sus inversores. Según una circular publicada ayer en el BOE y recogida hoy por el diario Negocio, las entidades deberán acreditar la renuncia expresa del partícipe a recibir los informes que las firmas deben presentar.



Asímismo, el regulador ha procurado simplificar el actual informe trimestral completo, que se diferenciará de los simplificados en que contendrá el detalle de la cartera de inversiones, mientras que en los simplificados tan sólo se tendrá que informar de los totales y subtotales. Será precisamente el simplificado el que se remita a los inversores, mientras que la CNMV recibirá el completo.



Según publica Negocio, el documento anual quedará estructurado en dos partes. La primera contendrá el informe del segundo semestre y la segunda las cuentas anuales, el informe de gestión y la opinión de la auditoría.



Otras modificaciones

En los últimos días la CNMV ha llevado a cabo otros cambios en sus reglamentos. La semana pasada se conocían los efectos que el nuevo plan general contable tendrá en las gestoras de fondos y no será otro que tener que valorar sus activos a precios de mercado a partir del próximo 31 de diciembre.



El nuevo plan supondrá la eliminación de una excepción para los activos a los que mediaban menos de seis meses para llegar a su vencimiento o amortización. En ese caso se periodificaba diariamente el diferencial entre la cotización y el precio de amortización mediante la tasa interna de rentabilidad.