Negative Pledge


¿Por qué emisiones como The Hellenic Republic €150,000,000 Floating Rate Notes due 2012 se han comportado tan bien recientemente, mientras el resto de la deuda se hundía? Regulación local vs Regulación Inglesa.

Desde Estados Unidos la visión que se tiene de la situación de los países periféricos es incluso mucho más dramática que la nuestra. En momentos puntuales está surgiendo una atractiva fuente de rentabilidad complementaria fruto de arbitrar los bonos de países periféricos europeos emitidos en dólares previa cobertura de la divisa. Esta estrategia, perfectamente aplicable a los bonos griegos, italianos, españoles, portugueses e irlandeses no es nada nuevo. Lo que tiene trascendencia actualmente es invertir en emisiones cuyo marco regulatorio aplicable no sea el del país cuestionado sino uno externo (a la vista de lo ocurrido en Irlanda). Si uno lee detenidamente el prospectus de algunas emisiones griegas, por ejemplo,  se observa que la regulación aplicable no es la helena sino la inglesa.

Por muy difíciles que se le pongan las cosas a Grecia, una de las cosas que no pueden hacer desde Atenas es cambiar el marco regulatorio británico. Al igual que cuando Rusia quebró, lo que impagó fue la deuda en rublos bajo regulación rusa y no la que quedaba afecta a la ley americana. Si Grecia decide inmolarse con este tipo de deuda bajo regulación británica, automáticamente todos sus activos en Reino Unido quedarían embargados incluyendo la embajada, y por ello, cualquier gobierno en apuros se los piensa dos veces hacer algo así incluso en momentos dramáticos. Es una interesante precaución a tener en cuenta si se toma alguna posición en los PIIGS.

La negative pledge marca la diferencia en caso de quiebra.

¿Y qué es eso de la Negative Pledge? ¿Por qué mientras la prima de riesgo se hundía había un tipo de emisión de deuda griega de unos 400 millones que no dejaba de subir? Leyendo en profundidad el mencionado prospectus nos encontramos otra cláusula que dice: “STATUS OF THE NOTES AND NEGATIVE PLEDGE (page 7 del ejemplo adjunto)”

El que una emisión contenga esta cláusula significa que ningún otro acreedor puede ser tratado de manera preferente que el bonista de la misma, y esto incluye al Fondo Monetario Internacional y al Banco Cental Europeo. Huelga comentario que en toda quiebra y posterior proceso de reestructuración es un derecho especialmente interesante, pero es fundamental para asegurarse que dicha emisión no es arbitrariamente tratada con algún perjuicio como ha ocurrido en Irlanda.  El departamento jurídico de algunas gestoras han remitido una carta al ministro entrante heleno para confirmar que son conscientes de lo que la Negative Pledge supone. Atenas, no sólo ha respondido a esta carta, sino que lo ha hecho de manera positiva.

Lo más leído