Nuevo fondo "cerrado" de renta fija de Ibercaja


Ibercaja Renta Fija 2015 es el nuevo fondo de inversión que ha registrado Ibercaja en CNMV. Se trata de un producto que pretende obtener una rentabilidad acorde al tipo de interés de los activos en los que invierte: renta fija con vencimiento de en torno a 40 meses. Así, el fondo invertirá el 100% de la exposición total en activos de renta fija pública y/o privada (incluyendo depósitos con vencimiento no superior a un año e instrumentos del mercado monetario no cotizados, que sean líquidos), de emisores OCDE, con vencimiento entorno a 40 meses, ecluyendo las titulizaciones hipotecarias. Además, la exposición al riesgo divisa no superará el 5% de la exposición total.

 

Es el cuarto fondo de este perfil que lanza Ibercaja en 2011, después del Ibercaja Renta Fija 2014 y el Ibercaja Renta Fija 2014-2, lanzados en los cuatro primeros meses del año, y el Ibercaja Renta Fija 2014-3, lanzado en verano. Son productos que nacen con un periodo concreto de comercialización para poder crear la cartera, en este caso de deuda, y mantenerla a vencimiento. En España no existen los fondos cerrados como tal, pero ante las oportunidades que se pueden encontrar en algunos activos que se negocian en mercados de menor liquidez las gestoras optan por aplicar elevadas comisiones de suscripción y reembolso, lo que les permite mantener un patrimonio estable mientras madura la inversión en cartera (en el caso del nuevo fondo, las comisiones que se aplicarán serán del 1% para la suscripción desde el 1 de abril de 2012 hasta el 30 de abril de 2015, y del 3% por reembolso en las mismas fechas, mientras los gastos corrientes son de en torno al 1,1%). En los últimos años se han visto en el mercado español lanzamientos de este tipo con productos, en su momento, de deuda emergente o deuda fija privada.

 

En el caso del Ibercaja Renta Fija 2015, las condiciones son muy similares a las de los tres fondos anteriores: la inversión se irá realizando a lo largo del periodo en el que el fondo carece de comisiones de suscripción y reembolso. Así, la cartera del fondo se comprará al contado y se prevé el mantenimiento de los activos hasta su vencimiento, salvo que sea necesario realizar alguna venta para hacer frente a los reembolsos que se puedan producir en las dos fechas habilitadas para poder reembolsar sin comisiones de reembolso, según indica el folleto.

 

Las emisiones de renta fija serán de alta calificación crediticia (rating mínimo A-) si bien un máximo del 40% podrá estar invertido en emisiones con calidad crediticia media (rating entre BBB+ y BBB-) y hasta un 3% podrá invertirse en emisiones de baja calidad (rating inferior a BBB-) o incluso emisiones sin rating, según indica el folleto. La duración media de la cartera será inferior a 3,3 años, si bien esta irá disminuyendo conforme avance la vida del producto. Las emisiones serán, principalmente, de tipo fijo y cupón anual, aunque no se descarta la inversión en emisiones de tipo flotante de cara a facilitar las posibles salidas de partícipes.

 

Tras el vencimiento de cada cartera, se abrirá un nuevo periodo de 3 meses en el que el fondo no aplicará comisiones de suscripción y de reembolso, durante el cual, en función de las nuevas suscripciones que se vayan realizando y de las expectativas de órdenes de reembolsos, se volverá a construir la cartera del fondo conforme a las características descritas anteriormente. Durante el periodo sin comisiones de suscripción y de reembolso, el fondo podrá invertir en repos, activos de renta fija pública y/o privada y depósitos a la vista, de alta calidad crediticia (rating mínimo A-), de emisores OCDE, con vencimiento medio de la cartera inferior a 3 meses. La inversión mínima inicial es de 300 euros.
 

Empresas

Lo más leído