Nueve ideas de inversión para ir a contracorriente en 2017


Algunas de las tendencias para este 2017 sobre las que parece haber consenso son la continuación de la volatilidad, la precaución al invertir en emergentes, mayor influencia del riesgo político o la extensión de los tipos negativos en renta fija. Los expertos de GAM han optado por mirar los mercados desde otro prisma, al identificar ideas de inversión para jugar la carta contrarian este año.

#1 México

“Si la retórica electoral de Trump no se manifiesta en hechos reales, como el muro de México, entonces el mercado ha descontado los aspectos negativos en exceso”, afirma Tim Love, director de inversiones de renta variable emergente. Si está en lo cierto y se produce un rally de alivio, beneficiará “tanto la recuperación nacional como las exportaciones mexicanas a EE.UU.”.  

#2 Cortos en bonos británicos y largos en canadienses

“Los bonos canadienses están cotizando actualmente 50 puntos básicos por encima de los británicos, pero de media han estado unos 10 puntos básicos por debajo de los de Reino Unido en los últimos diez años”, detalla Adrian Owens, director de inversiones de deuda global y divisas.

Éste explica que la rentabilidad real de los gilt a diez años probablemente se vuelva “cada vez más negativa, a medida que suba la inflación”, por lo que calcula que podrían llegar al -1,5% de aquí en un año. Entre tanto, calucla que los tipos reales canadienses se encontrarán cerca de cero, lo que supone un diferencial cercano a máximos históricos. “Para reducir este diferencial, la rentabilidad nominal de los bonos británicos tendrá que subir más que los tipos de Canadá”, añade Owens.

#3 Bonos nominales

El consejo de Tim Haywood, director de inversiones de retorno absoluto en renta fija, es muy claro: “Evite los bonos estadounidenses ligados a la inflación”. Su argumento es el siguiente: “Si la inflación al alza es realmente una amenaza inminente más allá de los efectos de base, y causa que la inflación general suba más de 175 puntos básicos en los próximos nueve meses, entonces ponerse corto en bonos nominales generará retornos más atractivos”. Por otra parte, indica que “si un dólar al alza y un crecimiento decepcionante sofocan la subida de la inflación, entonces los breakeven serán percibidos como demasiado altos”.

#4 Renta variable cíclica y doméstica de la eurozona

Niall Gallagher, director de inversión de renta variable europea, cree que esta clase de activo debería comportarse bien este año, apoyándose en el fortalecimiento de los fundamentales: “La continuación de la publicación de datos económicos fuertes, buenos PMI y el impulso positivo al crédito parecen haber sido ignorados, entre las prisas por extrapolar el Brexit a Trump, y por un deseo más amplio de prestar opiniones expertas sobre políticos amateur”, afirma.

Gallagher añade que el Índice de Sorpresas Económicas de Citigroup indica que los datos económicos de la eurozona están sorprendiendo al alza. Si se le suma la expansión del crédito, “la economía europea sigue en un firme ritmo expansivo, mientras que el impulso al crédito nos da confianza en que seguirá siendo el caso al menos por un tiempo”, concluye.

#5 Ftse 100

El Ftse 100 – compuesto por valores de gran capitalización- ha presentado un comportamiento inferior al del Ftse 250 (de pequeñas y medianas compañías) en la última década. Chris Morrison, gestor de renta variable británica, destaca la divergencia en términos operacionales: el beneficio por acción (BPA) del Ftse 250 se ha más que triplicado desde el 2000, mientras que apenas se ha visto crecimiento del BPA en el Ftse 100. “Esto es bastante asombroso, especialmente porque gran parte de la variación se ha producido en los últimos cinco años”, explica Morrison. Las mayores fuentes de divergencia han sido los sectores ligados a materias primas y los bancos.

El gestor afirma que, actualmente, “el Ftse 100 está cotizando por debajo de sus valoraciones de largo plazo y tiene un gran potencial para la recuperación de los beneficios, un cóctel potente para un inversor value de largo plazo”.

#6 Dólar

John Lambert, gestor de renta variable global, afirma que el dólar estadounidense es “una de las oportunidades contrarian más claras de 2017”. Se apoya en el deterioro de los fundamentales estadounidenses: aumento del déficit presupuestario, la posibilidad de que se acelere el gasto público en subsidios y las ventas sin precedentes de treasuries en las últimas semanas, a lo que se ha de sumar la pretensión de Trump de compensar con gasto público los recortes en impuestos. La cuestión, para el experto, es “quién va a financiar esto, y a qué tipo de interés”, por lo que concluye que “los fundamentales de la divisa parecen pobres”.

#7 Petróleo

“El petróleo no sólo muestra que el carry y el momento son negativos, también es la materia prima que exhibe mayor volatilidad. Por tanto, parece ser momento de apostar por algo inesperado, concretamente por la subida del precio del petróleo”, resume Christian Gerlach, gestor de materias primas.

#8 Biotecnología

La carrera electoral en EE.UU. ha llevado a los múltiplos de las biotecnológicas a cotizar en mínimos históricos, según Christophe Eggmann, director de inversión en acciones del sector farmacéutico. Éste cree que la victoria republicana puede ser favorable para el sector, por su menor disposición a regular el precio de los medicamentes, por la posible rebaja del impuesto de sociedades (incluyendo la repatriación de beneficios) y por el repunte de la actividad de fusiones y adquisiciones.

#9 Fabricantes de aerogeneradores

Después de que Donald Trump fuera elegido presidente de EE.UU. uno de los sectores que más corrigió fue el de los fabricantes de aerogeneradores, ante el miedo de que se deteriorase su crecimiento de beneficios. “Tenemos confianza en que el mercado ha reaccionado en exceso y en que las perspectivas de crecimiento en los ingresos por fabricación de turbinas siguen intactos, con dicho crecimiento impulsado por los mercados emergentes”, afirma Gianmarco Mondani, director de inversiones del equipo de renta variable no direccional de GAM.

Mondani añade que “la mayor eficiencia ofrecida por las nuevas turbinas hace que la energía eólica sea cada vez más competitiva respecto a formas más convencionales de energía”. 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído