Nueve de cada diez gestoras esperan suscripciones netas en los fondos en 2013


El positivo comienzo de año en el sector de la gestión española permite que el optimismo se haya extendido entre los profesionales. Nueve de cada diez gestoras esperan que se registren suscripciones netas en fondos este año (frente al 30% que hablaba de reembolsos en 2012) y además la mitad (el 53%) prevé que el patrimonio bajo gestión del sector aumente más de un 5% en 2013. Un poco menos, el 37%, estima que el crecimiento se situará entre el 2 y el 5%.

La recomendación del Banco de España de limitar la remuneración de los depósitos, seguida de las buenas perspectivas previstas para los mercados financieros, son los principales factores que favorecerán la comercialización de fondos en 2013, además del escenario de tipos de interés bajos y la reestructuración del sistema financiero español. Los españoles comprarán fondos por su rentabilidad y la seguridad, además de la liquidez, la fiscalidad y la transparencia. Son las conclusiones de la tercera encuesta de fondos de inversión realizada por el Observatorio Inverco, en la que han participado entidades gestoras que representan el 75% del patrimonio total invertido en fondos en España.

Las mayores esperanzas de captación de dinero se sitúan en los fondos garantizados, seguidos de los fondos con objetivo de rentabilidad no garantizado y los mixtos globales. En esta línea, las gestoras lanzarán nuevos fondos este año (el 66% lo hará), centrándose en los fondos con objetivo de rentabilidad no garantizado (56%), mixtos globales (48%) y garantizados (44%), seguidos por los de renta variable internacional (32%) y renta fija a largo plazo (28%).

Beneficiados por la reforma fiscal

Además, ocho de cada diez gestoras consideran que el aumento de impuestos que se aplicará en 2012 y 2013 –y que impactó negativamente en el ahorro de las familias el año pasado, afectando a los clientes de banca privada especialmente, seguidos de los de banca personal y minoristas–, favorecerá la inversión en productos con generación de ahorro superior a dos años o que tengan posibilidad de traspaso, como es el caso de los fondos. El 82% cree que, frente a otros productos, los fondos se verán beneficiados por la subida de impuestos, por su posibilidad de diferir el pago de impuestos hasta que decida el inversor (90%) y porque los traspasos permiten adaptarse a la situación de los mercados sin tributar (58%).

Por otro lado, el 95% de las gestoras cree que la tributación al tipo marginal de la plusvalía generada en menos de un año favorece el traspaso entre fondos como única forma de cambiar de activo de corto plazo sin tributar. En este sentido, nueve de cada diez gestoras consideran que si los inversores conocieran en detalle el mecanismo de traspasos y diferimiento fiscal habría más demanda de los fondos de inversión. Tanto el sector en su conjunto como los comercializadores de fondos deberían ser los que informaran al partícipe de las ventajas fiscales de estos productos, dicen.

Salida de depósitos

Las gestoras consideran que el principal competidor de los fondos de inversión en 2013 seguirán siendo los depósitos, seguidos de la inversión directa (bolsa, renta fija), los seguros, los planes de pensiones y los inmuebles. Esa competencia ha sido la segunda causa de reembolsos en 2012, por detrás de la disminución de la tasas de ahorro de las familias.

Medidas de futuro

Con respecto a la regulación de las cuentas ómnibus, las gestoras creen que esta medida es muy necesaria (51%) o conveniente (43%) y que la eliminación de las trabas aún existentes para esta comercialización en el extranjero (como es el envío, por el comercializador extranjero, de la identidad de los inversores a la Agencia Tributaria) es también muy necesaria (73%).

Sobre las medidas propuestas por la Directiva UCITS IV y el desarrollo del mercado único europeo, las gestoras creen que las medidas más relevantes son el pasaporte de las gestoras, la armonización de datos para el inversor en el folleto simplificado del fondo, las estructuras master-feeder y las fusiones de fondos transfronterizos.

Hombre que contrata en la oficina

El perfil medio del partícipe español es hombre (más del 60%), de entre 40 y 60 años, con un volumen de inversión superior a los 30.000 euros, principalmente, y con un tiempo promedio de permanencia en el fondo de más de tres años. En línea, las gestoras consideran que el partícipe español tiene una visión de inversión principalmente de medio plazo; es decir, entre 1 y 3 años. Para contratar los productos la mayoría de los inversores acude a la red de oficinas bancarias. Según las gestoras un 77% de las contrataciones se realizan por esta vía, seguido cada vez más de cerca por la web (55%) y por la banca telefónica (41%).

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído