Nuevas tendencias que encienden el interés por las empresas tecnológicas


La rápida adopción del ‘cloud computing’, los avances informáticos, teléfonos inteligentes que son puestos a disposición de las masas y las atractivas valoraciones son sólo algunas razones por las que sentirse atraídos por las acciones tecnológicas. Los expertos de las distintas boutiques de Natixis Global Asset Management han querido analizar cuales son las oportunidades de inversión que ofrece el sector tecnológico, sobre todo después de la tibia acogida que están teniendo esta clase de compañías durante los últimos tiempos. ¿Se están materializando en el mundo nuevas tendencias que podrían volver a encender la llama de la tecnología?, se preguntan en un informe.

Según Jens Peers, director de Inversiones Sostenibles de Renta Variable de Natixis AM, la clave del éxito a la hora de invertir en el sector de tecnología de la información es evitar aquellas compañías que sean vulnerables a la innovación. “Mientras que algunas empresas, como Google, están activamente involucradas en innovar en distintas áreas, otras probablemente usarán el dinero para adquirir las empresas que representan una amenaza para su propio modelo de negocio”. En este sentido, el experto cree que lo más probable es que los objetivos de las empresas es ser activos en áreas como ‘big data’ (manejo de datos a gran escala), ‘cloud computing’ y pagos electrónicos con teléfonos móviles.

Para Tony Ursillo, analista global de renta variable de Loomis Sayles, la única constante en el mundo de la tecnología es que cambia constantemente. “Esto hace que la inversión en este sector sea emocionante a la vez que desafiante”. Para el experto, las áreas más atractivas son las relacionadas con las ‘big data’ e Internet en el móvil. “Los teléfonos móviles llevan dos décadas con nosotros, si bien la era moderna de los teléfonos inteligentes empezó con la presentación por parte de Apple del iPhone en junio de 2007. Desde entonces, las ventas de teléfonos inteligentes se han disparado y, junto con ellos, el uso de datos”, afirma.

Independientemente de la forma en que se haga, Ursillo considera que la capacidad para capturar y almacenar grandes volúmenes de datos ha destapado numerosas oportunidades para las empresas de tecnología, que podrían proporcionar valor a través del almacenamiento, indexación y análisis de estas nuevas fuentes de datos. “Vemos que las empresas de software y hardware en particular están aprovechando esta tendencia para ofrecer a los clientes nuevas tecnologías que permitan sacar provecho de los big data”, explica el gestor.

Bill Nygren, gestor de renta variable de Harris Associates, cree que, viendo a Google cotizar por encima de los 800 dólares y a Apple por encima de los 400, el inversor podría pensar que el sector tecnológico está sobrevalorado. El experto no lo ve de esta forma, al entender que todavía existen oportunidades atractivas en varias empresas tecnológicas de calidad, especialmente en comparación con las valoraciones que ofrecen determinados valores de consumo básico y servicios públicos. “Al igual que los inversores sobreestimaron los riesgos a principios del siglo XXI, están descontando demasiado los vientos en contra que soplan en contra del sector en la actualidad”.

Ng Kong Chiat, analista de renta variable de Absolute Asia AM, ve una potencial oportunidad para los smartphones de bajo coste, que en su opinión representan uno de los aspectos más emocionantes en los emergentes. “El iPhone 5 y el S4 Galaxy son teléfonos que cuestan alrededor de 500 dólares (sin contrato de servicio), un precio que está fuera del alcance de la mayoría de los consumidores de países emergentes”. Sin embargo, Chiat cree que las campañas de comercialización de estos teléfonos de gama alta, junto con la mejora de las redes de telecomunicaciones y el abaratamiento de los planes de uso, han despertado un enorme deseo de los ciudadanos por teléfonos inteligentes, pero a precios más bajos.

China será, a su juicio, el actor clave que más contribuirá al crecimiento de los smartphones. Se espera que el país supere a Estados Unidos como el mayor mercado de teléfonos inteligentes del mundo, con una cuota de mercado del 26,5% para 2012, frente al 18,3% de un año antes. “Estos aparatos son cada vez más populares entre los chinos, ya que son productos de similares características a los de gama alta. Son fabricados fundamentalmente por empresas chinas”. En Absolute Asia AM han identificado tres segmentos que se beneficiarán de esta fuerte demanda por productos de telefonía de bajo coste: fabricantes, que ensamblan los productos, fabricantes de componentes y de chips.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído