Nueva Imagen: Banca March actualiza su logotipo


Nueva imagen, bajo los principios de siempre. Banca March actualiza su imagen corporativa como parte de una estrategia de crecimiento que tiene como objetivo consolidarse como entidad de banca privada de referencia en España. Según indican, este movimiento llega tras un periodo en el que el banco ha reforzado su solidez y reputación en un momento en el que las bases del sistema financiero español se han visto muy comprometidas. Por tanto, se posicionan ahora para extender su modelo de negocio y crecer en el segmento de clientes con patrimonios superiores a 300.000 euros.

Su renovado logotipo, una M formada por tres triángulos, viene a representar la alineación de intereses entre clientes, empleados y accionistas, los tres pilares de la filosofía de negocio de Banca March; y a simbolizar el crecimiento conjunto, principio que persigue Banca March desde su nacimiento y que se recoge en la leyenda que acompaña al logo: Hacer crecer, seguir creciendo.

El objetivo de Banca March es crecer junto al cliente, explica el presidente del banco, Carlos March Delgado, y para ello, “es imprescindible que se compartan valores esenciales que ayuden a crear una relación sólida, de largo plazo y rentable entre las partes”. Según el presidente de Banca March, el crecimiento conjunto no sería posible sin valores como compromiso, ambición, integridad, esfuerzo y exigencia: “En Banca March estos valores están por encima incluso de nuestros objetivos de negocio de cada ejercicio”.

Por su parte, José Nieto, consejero delegado de Banca March asegura: “La nueva imagen corporativa es un paso más en el proceso de transformación que venimos realizando desde hace años en todas las áreas del banco”.

Asesoramiento responsable

Estratégicamente, Banca March quiere trazar un camino nuevo y liderar el concepto de asesoramiento responsable en España sobre la base de unas premisas claras.

En primer lugar, el compromiso de los accionistas con un modelo de creación de valor a largo plazo y de rentabilidad sostenida, al margen de las presiones cortoplacistas de los mercados; en segundo, contar con productos exclusivos que le diferencian a Banca March de su competencia, ya sea por el modelo de coinversión que ofrecen -los clientes pueden invertir en los mismos productos que los accionistas-, por sus inversiones especializadas e innovadoras (March Vini Catena, Family Businesses Fund) o por sus activos no tradicionales, como capital riesgo a través de Artá Capital e inversiones inmobiliarias. Asimismo, completan estas bases, la calidad del servicio o el capital humano.

La entidad, con una ratio de solvencia del 25,53% (Tier 1), la más alta de la banca española, ha experimentado crecimientos por encima del 20% en los peores años de la crisis, tanto en clientes como en patrimonio gestionado. Además, añade el grupo, en los nueve primeros meses de 2014, el patrimonio gestionado ha aumentado un 19,7%. Asimismo, apuesta por seguir incrementando su cuota en Baleares, origen del banco y pilar fundamental de su negocio, y por su modelo de asesoramiento a empresas.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído