“Nuestro siguiente paso será posicionarnos en duraciones largas”


Identificar oportunidades de inversión siempre desde una perspectiva del valor relativo. Esa es la estrategia que Michael Krautzberger, director de Inversiones y responsable de Renta Fija Europea de BlackRock, reconoce seguir en el actual entorno de mercado. “Nuestra aproximación al mercado parte de la base de la identificación y la explotación del valor relativo en todo el espectro de renta fija, siempre con el apoyo de un equipo de profesionales estable, cualificado y diversificado en todos los sentidos, tanto por nacionalidades como por formación académica. Contar con un equipo con este perfil te permite no caer en la trampa del consenso”, afirma el experto.

Según explica el gestor, ese consenso generalizado que existe en torno a un posible cambio de rumbo de los bancos centrales es precisamente el que estaría llevando a los mercados a darse la vuelta. “El inversor considera que las autoridades monetarias podrían empezar a subir los tipos de interés pronto, pero no creo que esto vaya a ser así. En muchas partes del mundo el crecimiento económico sigue siendo débil, especialmente en Europa, en donde países como España o Italia están en recesión. El PIB de Estados Unidos, aunque ha mejorado gracias en parte a la política de la Fed, sigue siendo débil, si bien somos constructivos en el dólar ya que EE. UU. es el único país que, aunque lentamente, está logrando salir de la crisis”.

El mal comportamiento registrado por la renta fija no le hace temer una masiva huida de capitales del mercado de bonos. “Estamos asistiendo a una normalización en los flujos de entradas a activos de renta fija. El escenario en el que una gran rotación tendría sentido sería uno en el que los bancos centrales estuviesen en disposición para subir los tipos de interés. Pero este no es el caso. Si miramos de manera realista a la típica asignación de activos que se ha hecho en Europa en el pasado observamos que los bonos son la clase de activo preferida por muchos institucionales, como por ejemplo compañías de seguros o fondos de pensiones. Si el entorno mejorase, este tipo de inversores podrían aumentar moderadamente el peso de la renta variable en sus carteras”.

A Krautzberger le resulta increíble lo rápido que cambia el entorno. En mayo todavía se hablaba de la puesta en marcha de nuevas medidas de relajación monetaria por parte de las autoridades monetarias. Hoy se habla de la retirada de algunos estímulos. La mejora de la situación económica podría llevar a la Reserva Federal a poner fin al QE antes incluso de que acabe este año. Para el experto, esta mejoría también alcanza a Europa. “La peor parte de la crisis europea ha quedado atrás. Probablemente estemos en mitad del camino. Hemos visto a países como Irlanda ganar competitividad. El papel del BCE es darle tiempo a los políticos para que adopten las reformas estructurales necesarias. No es un proceso de uno o dos años, sino de 5-7 años”, afirma.

Lo que le resulta sorprendente es la reacción del mercado. Considera que el comportamiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos ha tenido una clara influencia sobre el resto de activos de renta fija. “Si se produce una salida de dinero en los ‘treasuries’, el inversor se empieza a preguntar cuáles son las clases de activos que se han visto más beneficiadas por la política ultra laxa de la Fed. A menudo se dice que la renta fija está cara, pero esto hay que verlo en perspectiva. Los bonos a dos años sí lo están por la intervención del BCE. La política extraordinaria se mantendrá de tres a cinco años, hasta que el crecimiento se recupere. Será entonces cuando el entorno se normalizará”.

Krautzberger considera que es tiempo de productos flexibles que busquen explotar las oportunidades que existen en términos de valor relativo. En su opinión, resulta muy importante mirar la calidad del producto. “La industria suele comercializar productos tradicionales, ligados a un índice de referencia. Tienes que justificar las comisiones que le cobras al cliente y ser capaz de batir al mercado generando alfa. Si haces un análisis de la industria, muchos gestores han tenido problemas con productos tradicionales. Es muy importante analizar el comportamiento del fondo no sólo en momentos de subida del mercado”, explica el jefe de renta fija de BlackRock.

“Muchos han estado sobreponderados en high yield y deuda emergente. Creemos que en estos momentos hay que ser muy selectivos en estas categorías”. En el caso de la deuda emergente, Krautzberger considera que la historia no ha cambiado. “Los fundamentales han mejorado en muchos de estos países”, afirma. Ve más interesante el mercado de deuda en moneda local, donde existe una mayor diversidad de activos, juegas con el componente de la divisa y, además, está menos correlacionado con otras clases de activos. En términos generales, su estrategia sigue pasando por “estar modestamente cortos en duración, aunque nuestro siguiente paso seguramente será comprar duración”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas