“Nuestra estrategia pasa por racionalizar la gama para seguir creciendo”


La llegada de Julian Ide a Old Mutual ha coincidido con un periodo apasionante en la firma. El grupo, inmerso en un intenso proceso de reorganización, ha estado a lo largo de 2013 redefiniendo su estrategia en Reino Unido después de que hace dos años la firma tomase la decisión de unificar el negocio de Old Mutual Asset Managers UK (Omam UK) y Skandia Investment Group (SIG), operación cuyo objetivo último era impulsar su crecimiento. Ide, entonces director general de OMAM UK, era nombrado en abril de 2012 consejero delegado de la nueva empresa, reportando a Paul Feeney, que se convertía en director general de gestión de Old Mutual en su división de ahorro a largo plazo.

Desde entonces, muchas cosas han cambiado en la entidad. “El 2013 ha sido un año muy emocionante para Old Mutual. La creación de la nueva marca nos ha permitido dejar de tener que referirnos a dos compañías para hablar solo de una, lo que nos ha servido para crearnos una identidad”, afirma en una entrevista concedida a Funds People. En 2013 la prioridad de la entidad era Reino Unido. Hoy la prioridad es otra. “El año pasado nos hemos centrado en redefinir el negocio en Reino Unido, donde hemos sido una de las cinco entidades que más flujos han recibido en el año. Ahora, nuestro gran objetivo es reconstruir la plataforma para perfilar la estrategia internacional”, revela.

En ese rediseño del negocio Ide tiene muy clara cuál debe ser la estrategia que debe seguir la gestora. “Antes teníamos una gama muy amplia de fondos en cada categoría, lo cual no resultaba eficiente. Nuestra estrategia pasa por racionalizar la gama para seguir creciendo. En el caso de renta variable americana, por ejemplo, contábamos con hasta cinco productos, lo cual no tenía sentido. Hemos racionalizado la gama y ahora contamos con dos buenos fondos de inversión dentro de esta categoría”, explica. Esta racionalización es algo que también han extendido a otras categorías, como los fondos que invierten en renta variable global o los que centran su universo de inversión en Japón.

Para Ide, la industria funciona de una manera relativamente simple. “Para tener éxito, tienes que tener productos con buen track record y un nivel determinado de patrimonio. Como gestora, es necesario ser transparente. En este sentido, es importante acercar el gestor al cliente para que conozca la estrategia. La clave aquí está en que su proceso de gestión sea sostenible, disciplinado y que, por supuesto, su estrategia sea de probado éxito. También es crucial que los gestores tengan las manos libres para construir las posiciones que consideren necesarias, así como la habilidad para explicar a la audiencia su metodología. Lo que no quiero es ver a un gestor hablando de distribución”, indica el responsable.

Uno de los fondos de mayor éxito es el Old Mutual Global Equity Absolute Return, fondo de retorno absoluto que se ha convertido en la gran estrella de la entidad gracias al importante volumen de captaciones que ha recibido a lo largo del último año. En enero de 2013, el fondo contaba con un patrimonio de 78 millones de dólares. Hoy el volumen de activos bajo gestión es de 578 millones, de los cuales el 9% está en España. Los gestores del fondo Ian Heslop, Mike Servent y Amadeo Alentorn han trabajado en Old Mutual Global Investors desde hace más de nueve años. Alentorn es español y ha estado recientemente de visita en Madrid para explicar la estrategia del producto. Se trata de un fondo que sigue una estrategia market neutral por país, región y exposición mínima por sector e industria, que presenta una baja correlación con el mercado de acciones y de bonos.

La estrategia en España

“Queremos ser los mejores y, con la racionalización de la gama, ahora es más fácil decirlo”, afirma Ide. En este punto, el consejero delegado de Old Mutual reconoce sentirse fascinado por las pérdidas registradas por algunos fondos que decían hacer retorno absoluto. “Contar con buen producto es clave. Esto nos permitirá alcanzar nuestros objetivos. En España, queremos estar entre las 10 mayores entidades. Para ello, nos vamos a concentrar en colocar nuestros productos en las principales redes de distribución, como las que proporcionan Allfunds Bank, BBVA, Santander o Deutsche Bank. Es un modelo más eficiente”. El responsable tacha a 2013 de un buen año “a pesar de haber sido un periodo en el que no se ha hecho una campaña de ventas activa”.

En su opinión, la cobertura de la gestora sobre España crecerá al considerarlo un mercado clave. “No es cuestión de entrar bruscamente en los mercados, sino de hacerlo de manera selectiva. Para 2014 tenemos objetivos de captaciones agresivas, pero realistas. Si hacemos bien las cosas, las alcanzaremos”. Los pilares sobre los que se apoyará para conseguirlo son tres: producto, distribución y marca. “La clave está en hacer visible tu producto, seleccionar a los clientes y todo irá en función de lo bueno que sea el gestor”, indica. En este sentido, Ide reconoce que en la gestora seguirán trabajando para atraer a gestores que generen alfa. “Captar talento no es fácil. No resulta sencillo encontrar a gestores que te puedan asegurar esto”, afirma.

“La gestión activa no es más cara que la pasiva. Las comisiones actuales no son irracionales. Tenemos un negocio simple, pero se ha creado una gran complejidad en torno a él que hace que resulte adecuado tener cuidado a la hora, por ejemplo, de analizar las comisiones que se cobran”. A este respecto, Ide considera que lo que persiguen los reguladores con las nuevas normativas que se están poniendo encima de la mesa son medidas positivas para el inversor. “Entendemos lo que quieren hacer los reguladores. La otra cara de la moneda es el hecho de que, como consecuencia de la nueva regulación, las gestoras estamos teniendo que hacer un especial esfuerzo en reforzar nuestros departamentos legales y de compliance”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas