Tags: Lanzamientos | ISR |

Novedades ESG entre los lanzamientos de febrero


La innovación en torno a fondos que integran criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno (ESG por sus siglas en inglés) en su proceso de inversión está alcanzando tal volumen – cuatro iniciativas sólo durante el mes de febrero- que se han merecido una pieza separada a los lanzamientos del mes para poder comentar mejor estas estrategias.

Una de las propuestas pertenece a UBP, que ha anunciado el lanzamiento del UBAM – EM Sustainable High Grade Corporate Bond, que estará gestionado por Denis Girault, responsable de renta fija de los mercados emergentes de UBP. Éste ha comentado sobre el lanzamiento que, “al igual que sus homólogas de los mercados desarrollados, muchas empresas de los mercados emergentes emisoras de deuda han decidido reforzar sus prácticas ESG”.

La estrategia del fondo combina la capacidad analítica de UBP – tanto de calidad crediticia como ESG- con las capacidades de MSCI ESG Research. La gestora persigue con este doble enfoque realizar un cribado cuantitativo y cualitativo para una mejor selección de bonos con grado de inversión y una alta puntuación en los criterios ASG. El proceso incorpora un filtro excluyente, al identificar y descartar para la cartera a aquellas empresas pertenecientes a sectores con un impacto ESG negativo. La cartera está formada por unos cincuenta emisores de una veintena de países.

UBP ha ampliado recientemente la exigencia de requisitos ESG a toda su gama de productos y ha fortalecido su política de inversión responsable para que cumpla efectivamente los objetivos de generar una rentabilidad superior a la media, estable y a largo plazo, dentro del respeto de los requisitos éticos del cliente. 

También incorpora factores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo el último fondo de Mirabaud, que invierte asimismo en renta fija, pero con un enfoque global. El producto se llama Mirabaud Global Diversified Credit Fund y lo gestionarán Andrew Lake, director de renta fija de la firma, y Fátima Luis, gestora sénior de carteras de renta fija; ambos ya están detrás de la gestión del Mirabaud Global Strategic Bond Fund.

Este fondo nace con el objetivo de proporcionar rentabilidades atractivas ajustadas por el riesgo en todas las situaciones de mercado, a partir de una cartera diversificada de oportunidades globales de crédito. Mediante un enfoque sin restricciones, ambos gestores tienen flexibilidad para invertir en toda la gama de oportunidades de crédito: grado de inversión, alta rentabilidad, deuda de mercados emergentes, valores respaldados por activos, préstamos garantizados y títulos convertibles. También gestiona activamente el riesgo de duración, brindando beneficios en mercados volátiles o cuando los tipos de interés crecen.

La tercera propuesta parte de la alianza del gestor especializado en inversiones de impacto Funds For Good con BLI- Banque de Luxembourg Investments. El fondo se llama FFG Global Flexible Sustainable Fund y estará gestionado por Guy Wagner, managing director de BLI. Es un multiactivo con gestión totalmente flexible, de manera que tiene capacidad para invertir en acciones, bonos, oro y efectivo en proporciones similares a las de la estrategia del BL-Global Flexible Fund. Este mandato incorporará criterios ESG y de inversion socialmente responsible, aplicando primero un filtro excluyente para eliminar del proceso a aquellas empresas cuyas actividades o comportamientos sean inaceptables de acuerdo con estos criterios, como por ejemplo fabricantes de armas, industrias basadas en el consumo de carbón, productores de tabaco, empresas contaminantes o que violen los derechos humanos.

Después, se seleccionan compañías prestando atención al uso intensivo que hagan del carbón, de manera que la huella de carbono de la cartera de renta variable sea al menos un 20% inferior a la del índice de referencia. Se aplicarán los mismos límites en las puntuaciones relacionadas con el Buen Gobierno, en este caso para seleccionar a las empresas con una puntuación al menos un 20% superior al índice.

Wagner ha añadido que, respecto al BL- Global Flexible Fund – que también gestiona-, este nuevo producto presentará una cartera más concentrada, de entre 40 y 40 empresas. Además, la cartera del producto tendrá un sesgo hacia compañías de pequeña y mediana capitalización, al ser tradicionalmente uno de los puntos fuertes del stock picking de BLI.

La última novedad proviene del grupo Generali y es una ambiciosa propuesta centrada en un segmento concreto de la inversión ESG, el cambio climático. La firma italiana ha comunicado que, como parte del esfuerzo realizado en los últimos años para mejorar el perfil de sostenibilidad de Generali, ha aprobado una estrategia de inversión que incluye acciones sobre sus inversiones y primas de seguros.

En cuanto a las inversiones, Generali Investments se compromete a incrementar su exposición a negocios verdes mediante una inversión de 3.500 millones de euros de aquí a 2020, al tiempo que reducirá gradualmente sus inversiones en empresas más vinculadas al consumo de carbón (las inversiones actuales equivalen a unos 2.000 millones de euros). Sólo se efectuarán excepciones en aquellos países donde la producción de electricidad y calefacción todavía sea dependiente del carbón y no presenten otras fuentes alternativas de energía en el medio plazo, aunque aclaran que las inversiones en estos países representan tan solo un 0,02% de la contabilidad general actual. Respecto a las primas de seguro, se compromete a aumentar la gama de productos que incorporen valores medioambientales, manteniendo un nivel mínimo de exposición al sector del carbón.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas