Nordea reduce posiciones en India en su fondo de consumo emergente


El final de 2010 y el comienzo de 2011 ha sido complicado para uno de los productos estrella de Nordea, el Emerging Consumer Fund, debido a tres factores clave: la rotación sectorial (el fondo se concentra en sectores relacionados con el consumo y no tiene exposición a los de mejor comportamiento en los últimos meses como materiales, industriales y energético); la recuperación del consumo estadounidense, un área a la que el fondo tiene limitada exposición (debido al umbral del 30% de exposición a emergentes que deben tener las firmas para que el fondo tome posiciones en ellas); y por último, los miedos inflacionistas, que presionan con especial énfasis a las acciones indias en cartera ante el encarecimiento del petróleo.

“India es uno de los países con mayor peso de la energía y el petróleo en su IPC, de aproximadamente el 10%, y pensamos que la subida de precios de las “hard commodities” se enmarca en una tendencia alcista sostenible por sus fundamentales, por lo que podrá potencialmente impactar en la velocidad de su desarrollo”, comentó Lotte Eriksen en una reciente presentación de Nordea en Madrid. De ahí la adopción de una posición más sensible frente al crudo y la reducción de las posiciones en India, que importa grandes cantidades de petróleo y cuenta además con una población que tiene bajos salarios, lo que se dejará notar en el consumo.

El impacto en China será más limitado, pues aproximadamente un 6% de su inflación deriva del crudo y un tercio lo hace de los alimentos. “Las soft commodities también siguen al alza pero creemos que es algo más temporal y cíclico y posiblemente la tendencia se encuentre en sus niveles máximos”, afirma.

Así, al ser la situación distinta en otros mercados como el de Brasil –con sólo un 5% de la cesta de precios dependiente del petróleo y el 20% de los alimentos- no se plantean reducir la exposición a emergentes. Eso sí, desde Nordea reconocen que la situación inflacionista afectará negativamente a 2 de las 5 tendencias en que se divide el portfolio del fondo: nuevo consumo urbano y viajes (en la medida en que se destinarán más ingresos a alimentos y energía), si bien otros como los bienes de lujo o aspiración apenas lo notarán.

Impacto nipón

Lo que sí notarán estos últimos sectores es la situación en Japón, donde Nordea también ha reducido posiciones ante el terremoto y el potencial desastre nuclear, que han dominado los mercados en las últimas semanas. “En el área de aspiración está la industria automovilística, con firmas niponas como Toyota o Suzuki con exposición a emergentes. Lo ocurrido reducirá la producción en Japón y dañará las ventas en el país, pero el impacto es temporal, contando con que la mayoría de las ventas se producen fuera”, afirma Eriksen.

Por su parte, firmas de bienes de lujo como Richmond se verán afectadas en la medida en que Japón supone el 20% de las ventas globales de dichos bienes, si bien ese peso se ha venido reduciendo bruscamente en los últimos años a favor de países como China, que ya capta el 25% de las mismas.

 

Empresas