No tema a la volatilidad en Europa: aprovéchese de ella


Europa también se ha convertido en una apuesta fuerte de renta variable para los expertos de Franklin Templeton Investments. Eso sí, poniendo las cosas en su justo contexto, puesto que en su último informe de perspectivas sobre mercados el gestor y analista de la firma Michael Clements asevera que “creemos que hemos atravesado la peor parte de la recesión económica de la eurozona, pero es improbable un retorno a la denominada ‘era dorada’ del periodo que va desde finales de los 90 hasta 2008”. En cambio, el experto cree más probable que se produzca “un periodo prolongado de bajo crecimiento, y creemos que episodios de volatilidad económica podrían proveer de oportunidades para la selección de valor a lo largo de Europa”.

Clements recuerda que la mejora de algunos datos macro, como el incremento de las exportaciones y de la productividad en España, Irlanda y Portugal como consecuencia de sus respectivas reformas laborales, ha contribuido a mejorar la confianza del consumidor. No obstante, a pesar de estos indicios de recuperación, el gestor reitera su creencia de que “es probable que se vea algo de volatilidad continuada a nivel macroeconómico”.

Sin embargo, Clements mantiene una actitud proactiva frente a la volatilidad: “En vez de tener miedo de vaivenes continuados del mercado en Europa, los selectores de valores les damos la bienvenida”. ¿La razón? Que parte de su visión consiste en que la recuperación no será homogénea entre los países de la eurozona, pues algunos tendrán que seguir luchando en los próximos años. “Pero a través de un acercamiento de selección bottom-up, creemos que podemos evitar esos focos de problema”, puesto que no ve a la volatilidad como una enemiga, al opinar que “también tiende a crear oportunidades de compra de excelentes negocios a precios geniales para el largo plazo”.

El sistema de rastreo y selección de valores que sigue este gestor es bastante sencillo, en sus palabras: comprar negocios de gran calidad que tengan fuertes balances “en el momento en el que la gente esté nerviosa por algo en el mercado”. Se fija especialmente en compañías que tengan una ventaja competitiva sostenible en el tiempo: cuota de mercado, tecnología dominante, una marca reconocible… “En general, nuestra estrategia nos ha guiado más hacia compañías de pequeña y media capitalización, que frecuentemente son ignoradas pero todavía tienen muchas de las características de nicho que nos gustan de una inversión”, resume Clements. En el Investment Day que realizó Franklin Templeton en Madrid hace unos meses, el gestor ponía como uno de los ejemplos de este proceso de selección a la española Mediaset.

El uso que hace el gestor de la volatilidad no es meramente especulativo: “Cuando los miedos en el corto plazo proporcionan oportunidades para invertir, seleccionamos acciones para nuestras carteras y les dejamos funcionar con un horizonte de  inversión de cinco años”. “Nuestro acercamiento tiene una tasa de sustitución muy baja”, añade.

Teniendo en cuenta que en su universo de inversión caben más de 3.000 cotizadas del continente europeo, Clements opina que a pesar de las alzas guiadas por el optimismo de los últimos meses “todavía se pueden encontrar ideas de inversión a lo largo de todo el mercado europeo”. Así, confiesa que sus últimos descubrimientos han sido dentro del sector industrial, pero una vez más en compañías de pequeña y mediana capitalización. “Hemos estado investigando oportunidades en la periferia del sur de Europa, en donde hemos mirado ideas en infraestructuras”, admite también. En cualquier caso, el gestor resume así su filosofía de inversión: “Centrándonos en compañías que hacen sólo una cosa y la hacen muy bien y tienen una ventaja fuerte y sostenible, pensamos que podemos añadir valor”.

Empresas

Noticias relacionadas