Tags: Banca privada |

No sin mi asesor financiero


La segunda oleada del Estudio Global de Inversión 2016 de Schroders pone de manifiesto la importancia del asesor financiero para los inversores españoles, que son los europeos que más confían en su figura. Para la mitad de los inversores del mundo, los asesores financieros siguen siendo una figura esencial en el proceso de toma de decisiones de inversión. Un 48% de los europeos recurriría a un asesor financiero la próxima vez que tuviera que tomar una decisión de inversión, un porcentaje que en el caso de los españoles alcanza el 62%, es decir, prácticamente dos de cada tres, por delante de los italianos (59%), los polacos (58%), los rusos (56%) y los franceses (56%). Estos datos son fruto de una encuesta realizada por la gestora a escala global a 20.000 inversores de 28 países, 1.000 de ellos en España, que tienen previsto invertir un mínimo de 10.000 euros en los próximos 12 meses y que han modificado sus inversiones en los últimos cinco años.

El gran interés existente en todo el mundo por ampliar los conocimientos sobre inversión se dispara en España, donde un 92% de los encuestados desea ampliar su cultura financiera. Y aquí la figura del asesor financiero vuelve a jugar un papel determinante. Lo evidencia el hecho de que el 42% de los inversores españoles encuestados consideran que el método de aprendizaje preferido para ellos es consultar sus dudas a un profesional del asesoramiento, un porcentaje que también está por encima de la media europea. Para los españoles este método va seguido de buscar información online por su cuenta (38%) y asistir a eventos gratuitos organizados por las gestoras (38%). En lo que respecta a la comunicación del inversor con la gestora, la figura del asesor también cobra relevancia. En este sentido, el 68% de los españoles se muestra más propenso actualmente a contactar con gestoras, al menos en alguna ocasión, pero siempre a través de un asesor financiero.

Según Carla Bergareche, directora general de Schroders para España y Portugal, el hecho de que se exija a los inversores cada vez más que se responsabilicen de su futuro económico crea una necesidad apremiante de que se impliquen en su educación financiera y estén mejor informados por parte de las gestoras. “Los inversores desean aprender más, lo que es alentador, y todos, independientemente de su edad, recurren a asesores financieros tanto para tomar decisiones de inversión como para ampliar sus conocimientos o contactar con su gestora. Esto pone de manifiesto que la figura del asesor financiero es clave y seguirá siéndolo dentro de cinco años. Desde nuestra entidad recomendamos a los inversores que busquen un asesoramiento profesional y seguimos trabajando para fomentar su educación financiera, a través por ejemplo de comunicaciones más simplificadas en materia de inversión”, afirma.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas