“No se debe exagerar el papel que juega China en Asia y en el mundo”


Los sólidos balances públicos, los superávits por cuenta corriente y la decreciente inflación deberían sustentar los rendimientos de los bonos en Asia a pesar de las crecientes dificultades económicas. Así lo cree Chia-Liang Lian, gestor de Western Asset, boutique perteneciente al grupo Legg Mason Global Asset Management, quien considera que “el crecimiento mundial está mostrando signos de desaceleración que se reflejan en unas perspectivas de crecimiento en Estados Unidos poco sugerentes, la sombría situación de la zona euro y en una China en la senda de lento crecimiento”.

En este sentido, el gestor del Legg Mason Western Asset Asian Opportunities cree que "no se puede exagerar el papel de China en la región y en el mundo". La dinámica de ralentización económica en China ha hecho que los responsables políticos asumieran una postura más proactiva para estimular el crecimiento, habida cuenta de las dificultades, apunta Lian. A su juicio, un empeoramiento de las condiciones macroeconómicas podrían obligar a actuar a los responsables políticos del país.

“No obstante, entendemos poco probable que se produzca un cambio importante en el crecimiento económico chino. En su lugar, esperamos que los responsables políticos den pasos pequeños, tanto en el frente presupuestario como en el monetario, al tiempo que realizan una supervisión constante de los factores externos para generar un crecimiento que apoye el empleo urbano y que permita al Gobierno cumplir su objetivo de crecimiento anual de alrededor del 8%”, asegura el experto.

En términos generales, Lian cree que Asia sigue manteniéndose relativamente en buena forma, con economías como Filipinas o Indonesia –dos por las que apuesta en su fondo- que se apoyan en su fortaleza interna y en una menor  dependencia de las exportaciones. “Otras economías más dependientes del comercio, como Corea, Taiwán, Hong Kong y Singapur, están mostrando una buena resistencia como resultado de nichos industriales específicos y un gran sector servicios”, señala Lian.

En cuanto a Europa, el gestor de Western Asset no confía en que los últimos parches resuelvan las debilidades estructurales, que en su opinión son el origen de los problemas de la Unión Monetaria. “La volatilidad de los mercados financieros refleja la fragilidad de la trayectoria de la economía mundial y los riesgos sistémicos que penden sobre la eurozona”, asegura. "Además, los motores del crecimiento mundial —Estados Unidos y China— también se enfrentan a sus propios problemas, que no apuntan a unos resultados muy claros para el resto del año”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído