“No hay suficiente oferta para atender la enorme demanda que existe en treasuries y bunds”


¿Qué estrategias se adaptarían mejor a las condiciones actuales del mercado de bonos? Según Andrew Wells, director de inversiones del área de Renta Fija de Fidelity Worldwide Investments, “los inversores deberían considerar la deuda corporativa de alta calidad crediticia. Los bonos de alto rendimiento parecen bastante atractivos por rentabilidad total, pero también es un activo volátil, por lo que la renta fija privada de alta calidad es donde espero que se registren las mayores entradas de capitales”.

En un informe en el que da a conocer su visión respecto al mercado de bonos, Wells indica que, en el entorno actual de incertidumbre, no debería sorprender que los activos refugio se hayan revalorizado. “Hemos asistido a importantes entradas de capitales en refugios tradicionales como los bonos del Tesoro de EEUU a 10 años y la deuda pública alemana. Sin embargo, los tipos de estos bonos han caído hasta niveles tan bajos que debemos preguntarnos por su sostenibilidad a largo plazo. La realidad es que no hay suficiente oferta para atender la enorme demanda que estamos observando”, asegura.

A la vista de estas incertidumbres, el experto reconoce estar viendo cómo algunos inversores miran más allá en busca de una combinación atractiva de rendimiento y seguridad. “Hemos constatado una fuerte demanda de la deuda pública de calidad de Australia y Canadá. También estamos apreciando cómo cada vez más inversores ajustan sus carteras para desvincularlas de los índices de referencia basados en la capitalización o las emisiones y adoptar soluciones más diversificadas y ajustadas al riesgo, donde la liquidez es abundante. Todo ello se ha traducido en una demanda cada vez mayor de deuda corporativa con calidad crediticia”, señala.

En su opinión, esto no debería sorprender ya que, de hecho, la rentabilidad de las empresas ha sido muy buena últimamente y durante los últimos años muchas compañías han usado sus beneficios para reforzar sus balances. “A la vista de las razonables rentabilidades actuales y la previsibilidad que se deriva de su solvencia, creo que los bonos de empresas de alta calidad crediticia son actualmente un buen lugar para invertir”, revela el experto.

Desde una perspectiva más general, lo que se está produciendo en el mercado de renta fija es una reordenación de la tradicional estructura de riesgos debido al hecho de que los gobiernos —que una vez fueron los bastiones de la solvencia y la gestión prudente de la deuda— han estado apuntalando sistemas financieros. Por estos motivos, se podría decir que algunas empresas de calidad parecen inversiones mucho mejores que el que ofrece el mercado de deuda gubernamental”.

Profesionales

Lo más leído