Tags:

"No debemos considerar Oriente Medio como un todo"


¿Consideráis que Dubai tiene un problema de sobreendeudamiento o es un problema específico del sector inmobiliario?



Sin duda consideramos que es un problema básicamente ligado a la evolución del sector inmobiliario. Si analizamos la economía local podemos encontrar compañías con unos balances y modelos de negocio muy sólidos, como DP World (empresa dedicada a operaciones marítimas y de logística) o Emirates Airlines. El problema del sector inmobiliario era obvio y provocado principalmente por un excesivo apalancamiento. Pero no debemos considerar Oriente Medio como un todo. Debemos diferenciar los distintos países y analizar el problema de Dubai en su justa proporción: la deuda con problemas alcanza una cifra de 25 Bn $, la deuda de Dubai Inc. (compañías relacionadas con el Gobierno de Dubai) es de unos 80 Bn $ y el fondo soberano de Abu Dhabi tiene unos 600 BN $ de activos, por lo que la deuda problemática no representa un porcentaje tan elevado. Los Emiratos son muy solventes y la deuda soberana tan sólo es de unos 30 Bn $.



¿Por qué se ha arriesgado el gobierno a que Nakheel solicite una moratoria conociendo el riesgo reputacional que eso implicaba para el país?



El Gobierno de Dubai tenía dos opciones: ocultar el problema y que Abu Dhabi transfiriese capital a Dubai, de tal manera que se resolviese a corto plazo un problema (oculto pero existente) y de esta manera todos siguiésemos felices, o mostrar las cartas diciéndole al mercado qué activos son buenos y cuáles son tóxicos. Para estos activos tóxicos, proponer una serie de medidas para solucionarlos, como la petición de moratoria. Consideramos que la segunda decisión es mucho más acertada a largo plazo, ya que da visibilidad al mercado y ayuda a limpiarlo de activos tóxicos. Si no, ¿qué hemos aprendido de la crisis de apalancamiento que todavía estamos viviendo?



¿Creéis que si los bonistas rechazan la petición de moratoria Nakheel entrará de todas maneras en default?



Sinceramente, creo que nadie lo sabe… sería muy precipitado aventurarse sin que hayan puesto sobre la mesa las medidas que piensan tomar para reestructurar su deuda. Si ahora mismo diésemos nuestra opinión estaríamos entrando en el juego de las hipótesis y especulaciones. Sólo esperamos que las medidas que se tomen sean las más beneficiosas para el mercado. Desde nuestro punto de vista, la probabilidad de problemas de insolvencia para el sistema es muy baja.



¿Cómo afectará esta situación a la renta variable de Oriente Medio (en su conjunto) y particularmente al sector bancario? ¿Tendrá problemas de financiación el sector privado?

Para el conjunto de los GCC creemos que esto es más un tema de sentimiento que un problema en la economía real. Países como Qatar, Arabia Saudí o Kuwait presentan economías muy sólidas y saneadas, las cuales, no están sufriendo ningún impacto significativo. Oriente Medio no es una única economía. Cada país es muy diferente y sus economías no están tan interrelacionadas como se piensa a simple vista. Por ejemplo, el sistema financiero de Qatar apenas tiene exposición a Dubai. Oriente Medio como conjunto es una región muy sana. Después de esto, tan sólo podemos decir que no debería afectar al sistema financiero de la región. Las compañías relacionadas con el Gobierno de Dubai deberían reestructurarse sin que ello supusiese mayor problema.



¿Qué efectos podría tener sobre el conjunto de la renta variable emergente y especialmente la de otros mercados con alto apalancamiento como la Europa del Este? Dado que no hay una interrelación económica significativa entre las economías de Oriente Medio y Europa del Este (incluido Rusia) no hay ninguna razón de peso para argumentar que esta región se vaya a ver más afectada que cualquier otro país emergente. Con independencia de lo que ha pasado en Dubai, nuevamente hemos distinguir entre buenos y malos países, con desequilibrios internos o macroeconómicos, como Hungría. Todo inversor debería tener esto siempre en cuenta. Países como Rusia o Polonia no van a sufrir. En este sentido, en nuestro fondo de Europa Convergente estamos muy negativos en Hungría y altamente ponderados en Rusia y Polonia. Estamos viviendo una situación muy similar a la de comienzos de 2009: el consenso de mercado era que Rusia iba a entrar en bancarrota, y tras casi 12 meses estamos viendo rentabilidades de doble dígito en este país.¿Cómo os ha afectado la reciente petición de moratoria en Dubai World en términos de patrimonio y de reembolsos (si los ha habido). ¿Habéis tenido que suspender reembolsos en algunos de vuestros fondos?

La noticia de Dubai World ha afectado a nuestro fondo de una manera marginal. Aun así, desde un punto de vista de sentimiento ha impactado en los mercados de renta variable en general y en Oriente Medio en especial. Pero dado que durante 2009 el rendimiento del Deka Middle East & Africa ha sido muy bueno hace unas semanas decidimos que había llegado el momento de recortar al máximo la exposición al riesgo, rotando la cartera hacia valores más defensivos. Es por esto por lo que bajamos nuestra ponderación en los Gulf Country Councils (GCC) hasta un 13%, con tan sólo un 4% de este porcentaje en los Emiratos (Abu Dhabi y Dubai) y llevamos la liquidez hasta el 15%. Nuestros clientes están tranquilos, ya que confían en nuestra experiencia en la región y en nuestros estrictos controles del riesgo. Es por ello por lo que no hemos sufrido ningún reembolso significativo. Es el momento de encontrar grandes oportunidades.

Lo más leído