No caerá la breva de que el mercado corrija


Muchos inversores estamos deseando que caiga la bolsa para poder entrar a precios más atractivos, tener más potencial de revalorización y tener mayor margen de seguridad. Ya sabemos que no habrá rentabilidad razonable si no se tiene algo de exposición a renta variable.

A comienzos de este año advertía a través de varios artículos que: “Habrá correcciones significativas” y “Grábense el 9.000 de Ibex y el 2.800 de Euro Stoxx para no olvidarlo”. Artículos que querían mostrar que las caídas de la bolsa son en general oportunidades para incrementar exposición a uno de los pocos activos con margen de mejora y potencial de revalorización, pero que cuanto más bajos sean los niveles en los que entramos, mayor es el margen de seguridad que tenemos por si nos equivocamos en la tendencia de la macroeconomía, de los resultados empresariales y por tanto, la tendencia de los mercados.

A nivel fundamental en la tabla siguiente muestro los ratios a los que cotizaría la bolsa según expectativas de consenso (fuente Bloomberg) a diferentes niveles de Euro Stoxx 50 e Ibex 35:

A 10.500 de Ibex y 3.150 de Euro Stoxx

 

 

PER 2014

PER 2015

Mediana

EURO STOXX 50

14,53

12,61

14,86

IBEX 35

16,93

14,04

13,11

 

PER 2014

PER 2015

Mediana

EURO STOXX 50

13,84

12,01

14,86

IBEX 35

16,12

13,37

13,11

 

PER 2014

PER 2015

Mediana

EURO STOXX 50

12,74

11,65

14,86

IBEX 35

14,90

12,97

13,11

 

Y en los siguientes gráficos muestro los niveles y tendencia principal del Ibex 35 y del Euro Stoxx 50:

Pocas veces coincide el análisis fundamental con el técnico, pero en este caso, da la sensación de que niveles de cotización por debajo de 10.000 de Ibex y de 3.000 de Euro Stoxx son niveles claves estructurales en los que el mercado se tiene que pensar los niveles de valoración a los que cotizan las compañías que componen los índices. A 11x PER 2015 creo que el Euro Stoxx 50 da motivos más que suficientes para incrementar la exposición a bolsa.

Recordemos que mientras que el S&P está en máximos históricos tanto de cotización como de generación de beneficios, las compañías europeas y los índices europeos están muy lejos de esos niveles máximos. No se alcanzarán en un periodo corto de tiempo pero no hay motivo para pensar que las compañías europeas no puedan generar los beneficios que consiguieron en 2007.

Dada la importancia de la diversificación y la selección de compañías, creo que sería una gran oportunidad de suscribir participaciones en fondos de renta variable europea. 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído