Nmás1 SYZ Gestión señala los siete puntos clave para el 2014


Nmás1 SYZ Gestión señala los siete puntos clave que marcarán el 2014. Un año en el que son claramente positivos en renta variable, activo del que esperan que tengan “una rentabilidad de doble dígito”.  Esta valoración está apoyada en la estabilización y la mejora el crecimiento económico, así como que perdurará una política monetaria acomodaticia y habrá una mejoría de los beneficios empresariales.

Aún siendo estos dos últimos factores muy positivos, creen que ambos podrán aportar mucha volatilidad a la bolsas durante todo el ejercicio. Por tanto, desde el grupo actuaran con paciencia en cuanto a las variaciones de mercado y profundizarán más en la selección y variación del peso geográfico y sectorial, sin llevarles a ser necesariamente muy activos en la asignación por tipo de activo.

Políticas monetarias acomodaticias, el dólar y los mercados emergentes

La política monetaria, un factor clave en estos años, seguirá teniendo mucho que ver en el rumbo de 2014. Según el informe, el mercado no quitará ojo una subida de tipos por parte de la Reserva Federal vinculados a los niveles de desempleo. Por su parte en Reino Unido y Japón, “deberíamos ver si la mejoría de crecimiento se convierte en un endurecimiento de las condiciones monetarias o si por el contrario, la barra libre de dinero continúa”, señalan. Mientras, en Europa creen que “el Banco Central Europeo ha conseguido anclar las expectativas convenciendo al mercado de que estos seguirán bajos mucho tiempo”.

“El superávit por cuenta corriente de Europa y la cantidad de dinero inyectado por la Reserva Federal, está pesando más que el mayor crecimiento económico y los tipos más altos de EE. UU.”. De ahí que crean que estos dos factores se impongan en el largo plazo, favoreciendo al dólar. No obstante, a corto plazo son cautos, ya que no les extrañaría que el euro se fortalezca.

Por tanto, el comienzo del tapering y como consecuencia, una reducción de la cantidad de liquidez del sistema y una posible subida de tipos, va a hacer que la renta fija y el dólar compitan contra los mercados emergentes, saliendo mal parados estos últimos. “Podríamos ver una fuerte corrección de bonos y divisas emergentes (no de bolsas) durante 2014”, apunta la firma. Ante esta situación, la entidad esperará a ese potencial de caída para incrementar la exposición a renta fija y bolsas emergentes, “aunque habrá que discriminar por países”, aclaran.

Renta variable: los beneficios marcarán Europa y EE. UU., Japón como favorito

El punto de mira del mercado en las bolsas desarrolladas va a estar puesta en los beneficios empresariales que, aunque junto a los márgenes estén en máximos en EE. UU., “podrían seguir subiendo, mientras el crecimiento se siga fortaleciendo y este ayudado por la política monetaria, una energía barata y el mercado inmobiliario”. Mientras que en Europa, será clave cual será el trimestre en el que los beneficios empiecen a crecer, como “pistoletazo de salida para que la bolsa pueda subir sin encarecerse y propiciar un rally importante”.  

Además, se espera desde la firma que el 2014 “pueda ser el año de las fusiones y adquisiciones”. Tras la acumulación de tesorería y el crecimiento relativamente bajo de los mercados desarrollados, creen que muchas empresas buscarán el incremento de beneficios a través de las adquisiciones. De hecho, el regulador en Europa ha comunicado que las fusiones transfronterizas de sectores regulados – bancos, telecomunicaciones y utilities - deberían producirse para hacer más eficiente el viejo continente.

En cuanto a Japón, la firma cree que podría volver a ser el mercado más rentable del año que viene. Su mejoría económica es objetiva, señala la firma, “Abe ha convencido a la economía real, y los beneficios empresariales se están disparando, mientras que las valoraciones siguen sin ser exigentes y existe un alto potencial de apalancamiento dado lo bajo que es el ROE de la región”. Ahora la duda está, según la firma, en si Abe finalmente diseñará una “tercera flecha” – reformas estructurales – “lo suficientemente afilada para hacer Japón más competitivo o que fracasará en el intento”.

Renta fija: “Seguimos creyendo que la renta fija española es francamente interesante”

“Europa está mas unidad ahora que antes de la crisis, por tanto, diferenciales entre España y Alemania de más de 200 puntos básicos no tienen sentido”, indican. De esta manera, la rentabilidad ofrecida por el bono español y una posible reducción del diferencial, darían al activo “unas rentabilidades finales muy buenas”.

Además, recomiendan acompañar la inversión en los nacionales con algo de bonos alemanes a largo plazo y evitar Francia. No esperan que el bono alemán supere el 2%, ni el americano el 3,3% de rentabilidad. 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído