Tags: Gestores |

“Ni las medidas de la Fed ni el cambio legislativo en EEUU tendrán un gran impacto en la economía”


La victoria republicana en las elecciones legislativas y las últimas medidas de relajación cuantitativa tomadas por la Reserva Federal tendrán efectos reducidos en la economía de EEUU, según Sarah C. Ross, gestora de Pictet US Equity Growth Selection. “Ayudarán a mejorar el sentimiento en los mercados de valores y a la recuperación de la confianza, pero el impacto sobre el PIB será muy moderado o nulo”, afirma, si bien reconoce que su efecto secundario sobre la depreciación del dólar ayudará a la industria. “Las medidas tomadas no cambian nuestra visión económica, pues se encuentran en un equilibrio entre ayudar a la economía y evitar el riesgo de deflación pero sin arriesgar tanto como para generar mucha inflación a largo pazo”, apostilla. Y por eso sigue apostando por firmas de gran capitalización y fuerte crecimiento que sacarán partido de la vuelta de los fundamentales en un escenario macro que se estabiliza.

Tampoco el cambio electoral tendrá excesivo impacto, si bien la victoria republicana supone, a su entender, una buena noticia para los negocios, gracias a la estabilidad que supondrá, a la ausencia de nueva regulación por un tiempo y a la mejora de la fiscalidad. “El ambiente político será ahora más estable y facilitará la toma de decisiones”, asegura, convencida también de que los efectos de la reforma financiera y sanitaria se ralentizarán, aunque no podrán detenerse. Para la experta, serán una buena noticia la ausencia de nueva regulación.

Vuelta de los fundamentales

Por eso, ni un hecho ni otro han cambiado sus perspectivas económicas, en un escenario que sigue favoreciendo los valores de gran capitalización y alta calidad, tanto con una perspetiva de crecimiento como de valor (que ofrecen rentabilidades muy similares, en torno al 6% en lo que va de año), frente a los de baja calidad. Y es que los fundamentales están volviendo a imponerse a las condiciones macroeoconómicas desde agosto.

Por ello, Sarah C. Ross apuesta por compañías de gran tamaño (más de 10.000 millones de euros) y perfil growth, con incrementos estimados de sus beneficios del 15% de media que destacarán en un escenario de crecimiento económico muy moderado, en niveles de entre el 1% y el 3% durante un largo periodo de tiempo. Y que además ve atractivas en términos de valoración.

“Tras unos años difíciles en un mercado catalizado por una situación macro que ocultó los fundamentales, ahora estos últimos vuelven a surgir y por eso apostamos por firmas con un crecimiento estable y sostenible, altos márgenes opertativos, buenos retornos en renta variable, altas barreras de entrada y una historia de infravaloración en bolsa”, apunta. Además, el 45% de sus ingresos se generan fuera de EEUU, la mayoría en mercados emergentes. Un ejemplo son firmas que proporcionan infraestructuras a China, como red de telefonía móvil.

Así, su equipo selecciona los entre 45 y 60 valores que componen la cartera del fondo Pictet US Equity Growth Selection, con unos 1.300 millones de dólares en activos, desde una perpectiva bottom-up. Como resultado de esa selección, el fondo sobrepondera el sector de tecnología, consumo discrecional y financiero, en firmas específicas cuyos negocios pueden ganar cuota de mercado, como JP Morgan. Por otro lado, infrapondera el sector de consumo básico, que sufre de una gran competencia.

 

 

Lo más leído