Newcits, ¿es oro todo lo que reluce?


En los últimos meses se ha hablado y escrito mucho sobre los fondos UCITS III que imitan estrategias de hedge funds, es decir, los comúnmente denominados newcits. En este artículo no pretendo analizar las bondades de estos productos (entorno regulado, mayor liquidez, supuestamente mayor transparencia, etc), sino poner el acento en las posibles dificultades con las que se van a encontrar los selectores que tengan en su universo de análisis este tipo de vehículos. Tampoco repetiré lo que ya se ha explicado hasta la saciedad de dichos fondos (que no todas las estrategias de hedge funds encajan bien en un formato UCITS III, que muchos de estos fondos son excesivamente descafeinados, etc), sino solamente haré algunas reflexiones que creo relevantes a la hora de invertir o analizar los fondos newcits.

En primer lugar creo que los newcits van a traer consigo riesgos alternativos difícilmente medibles por la volatilidad. Los riesgos de contrapartida, o de desajustes de liquidez, son buen ejemplo de ellos.

En segundo lugar, los selectores han de tener muy en cuenta que en algunos casos este tipo de productos puede ser utilizado como herramienta de marketing de algunas gestoras de hedge funds. Reputadas entidades en el mundo alternativo se pueden ver tentadas a lanzar newcits con estrategias y gestores diferentes a sus flagships tradicionales, utilizando la fama y el track-record de los anteriores para conseguir activos en los fondos UCITS III.

En tercer lugar, la historia de los fondos newcits, en la mayoría de los casos es muy corta, por lo cual analizar el comportamiento de los mismos a lo largo del tiempo es complicado.

En cuarto y último lugar, los instrumentos y estrategias que utilizan los newcits puede ser, en algunos casos más complejos que los de los fondos tradicionales, por lo que el conocimiento de los selectores en cuanto a técnicas de gestión alternativa debe ser elevado.

En mi opinión, con los newcits el papel de selector de fondo se vuelve más complejo, y se parece más al rol que tradicionalmente tenían los analistas de hedge funds, donde el marco regulatorio no servía como garantía o salvaguarda de un gran número de riesgos operacionales y de gestión.

Por último, creo que los newcits no van a ser sustitutos de los hedge funds, estos van a continuar teniendo el favor de numerosos inversores sofisticados, además de un entorno regulatorio que les permite, en líneas generales, un mejor aprovechamiento de las ineficiencias de los mercados. Los hedge funds convivirán mucho tiempo junto a los newcits, los cuales, pienso que se convertirán en una nueva clase de activo, a caballo entre el fondo tradicional y los hedge funds.

Lo más leído